');
Buscar
jueves, 25 de abril de 2024 03:06h.

Sanidad informa de la detección de un nuevo ejemplar de Aedes albopictus en el aeropuerto Tenerife Sur

La Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha activado de nuevo el protocolo previsto en el Sistema de Vigilancia Entomológica de las islas tras detectarse un ejemplar adulto de la especie Aedes albopictus en una de las trampas instaladas en la terminal del aeropuerto Tenerife Sur. 

 

Mosquito Aedes_aegypti_Fotor
Tras la captura de un ejemplar adulto en el aeropuerto Tenerife Sur, y previa identificación morfológica, se ha confirmado mediante biología molecular que el ejemplar corresponde a la especie Aedes albopictus

Se trata de la primera detección de mosquitos invasores asociada al tráfico aeroportuario en el archipiélago y debido a la zona de captura del ejemplar esta detección puntual parece estar vinculada al tránsito de maletas de pasajeros procedentes de áreas de riesgo donde el vector se encuentra establecido.

 

Tras la confirmación mediante secuenciación genómica del ejemplar, en la mañana de hoy, el Comité de Vigilancia Entomológica de Canarias ha determinado, siguiendo el protocolo, las acciones a realizar tanto por la Dirección General de Salud Pública y el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de la Universidad de La Laguna, como por parte de AENA y del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, municipio en el que se ubica la instalación aeroportuaria.


Cabe recordar que el pasado mes de septiembre se produjo la primera detección de ejemplares adultos y larvas de Aedes albopictus en Canarias, en el municipio tinerfeño de Tacoronte y posteriormente en una área residencial en Santa Cruz de Tenerife, donde tras la activación del sistema de vigilancia y las labores de control y fumigación, llevan siete semanas sin hallazgos de esta especie. 

 

Medidas a tomar

 

El Sistema de Vigilancia determina que por parte de la Dirección General de Salud Pública y del Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública se activarán las labores de inspección en la zona del hallazgo y la colocación de más trampas que ayuden a determinar si hay más ejemplares en la zona. Además, se incrementará la frecuencia de muestreo de dichas trampas.

 

Asimismo, se informará a todas las instituciones y empresas que desarrollen su actividad en el aeropuerto Tenerife Sur, así como a los vecinos de la zona, de las acciones a tomar y se ofrecerán las recomendaciones para evitar la proliferación de ejemplares y puntos de cría, ya que la colaboración ciudadana resulta imprescindible en estos casos. 

 

Aedes albopictus 

 

El Aedes albopictus es un mosquito de color negro con rayas, más pequeño que los habituales en nuestro territorio, que aparece más en ambientes urbanos y se ha adaptado a reproducirse en pequeños puntos de agua generados por el hombre. Es un vector de transmisión de enfermedades víricas en otras zonas geográficas donde esas patologías son endémicas, lo que no sucede en Canarias.

 

El Aedes suele picar durante el día y no por la noche y su picadura genera una fuerte reacción inflamatoria que va acompañada de un gran escozor. Se mueve cerca del suelo ágilmente y no produce ningún zumbido. Las hembras son las que pican, ya que necesitan alimentarse de sangre para reproducirse. También necesitan agua (puntos de cría) para completar su desarrollo. En el agua depositan sus huevos, de los que emergerán las larvas que luego se transformarán en pupas (ambas acuáticas) y que finalmente se convertirán en mosquitos. Los mosquitos que pican al ser humano necesitan estar criando muy cerca de éste. Por eso la medida más efectiva frente a ellos es vigilar o eliminar sus puntos de cría.

 

Colaboración ciudadana

 

La colaboración ciudadana es importante para identificar posibles mosquitos invasores y la eliminación de sus puntos de cría.

 

La ciudadanía puede enviar fotos de sospechas de presencia del Aedes  o imágenes de fuertes reacciones inflamatorias por picaduras si se produjeran, a la cuenta de correo [email protected], indicando el lugar geográfico en el que se ha localizado y un número de teléfono de contacto.

 

Sanidad destaca que el Sistema de Vigilancia es eficaz en la detección incluso de larvas y huevos de mosquitos invasores de forma precoz, antes de que haya originado picaduras en la población de la isla. En este sentido, se está recopilando toda la información necesaria para acotar, verificar y, en su caso erradicar, la presencia de este mosquito en la isla.

 

Es importante señalar que no se han notificado picaduras y que la presencia del mosquito no supone que se produzca transmisión de enfermedades como el dengue, el zika, la fiebre amarilla o el chikungunya, ya que éstas no están presentes en nuestro territorio, salvo casos esporádicos importados.

 

Medidas de prevención

 

Los mosquitos que pican al ser humano necesitan estar criando muy cerca de éste. La primera medida está encaminada a controlar y eliminar cualquier acúmulo de agua ya que puede convertirse, aunque sea muy pequeño como el tapón de una botella, en un punto de cría. Para ello se recomienda:

 

    • Colocar arena en los platos de las macetas, de este modo pueden regarse evitando platos con agua en los que la hembra puede depositar sus huevos. En caso contrario, los platos deben vaciarse y limpiarse una vez a la semana para evitar que los huevos depositados por las hembras puedan evolucionar a adultos.

 

    • Evitar el cultivo de plantas directamente en agua (potos, bambú, planta del dinero, etc.) pasándolas a tierra. Cambiar diariamente el agua de floreros.

 

    • En las zonas exteriores (jardines, patios, azoteas, terrazas, balcones, etc.), colocar boca abajo las macetas vacías, botellas, baldes, regaderas y cualquier otro recipiente en los que pueda acumularse agua de riego o de lluvia.

 

    • Evitar los encharcamientos en jardines, azoteas, balcones o terrazas, después del riego o de la lluvia. Mantener estas zonas limpias y retirar los restos de podas en los que pueda acumularse agua.

 

    • Diariamente, limpiar y cambiar el agua de bebederos de animales.

 

    • Los depósitos de agua deben mantenerse bien tapados para evitar la entrada de mosquitos, lo mismo que cualquier receptáculo que se utilice para la recogida de agua de lluvia.

 

    • Las piscinas deben mantenerse bien cloradas y con recirculación diaria. En el caso de estar vacías con poca agua constituyen un riesgo importante para la proliferación de mosquitos.

 

    • Limpiar la bandeja de la parte externa de la nevera y los dispositivos del aire acondicionado donde puede acumularse agua, incluidos los receptáculos de equipos portátiles.

 

    • Mantener limpios los desagües de las zonas externas y comprobar que el agua no queda estancada en partes del mismo.

 

 

 

Sistema de Vigilancia Entomológica de Canarias

 

Canarias cuenta desde 2013 con el Servicio de Vigilancia Entomológica en Puertos y Aeropuertos frente a la entrada de mosquitos invasores, tras la firma del convenio entre la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud y el Ministerio de Sanidad. El convenio contempla que el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública es el encargado de vigilar la posible introducción o establecimiento de mosquitos invasores y presencia de especies autóctonas en los potenciales puntos de entrada, de las islas (puertos y aeropuertos), mediante la colocación activa de trampas, así como a la notificación de picaduras por parte de la ciudadanía. 

 

El objetivo del Sistema de Vigilancia Entomológica es detectar precozmente ejemplares adultos, huevos o larvas de mosquitos invasores. Para ello se determinan las siguientes acciones:

 

    • Se monitoriza diversos dispositivos implantados en los principales puntos de entrada de mosquitos en el Archipiélago, como son los puertos y aeropuertos y determinados invernaderos.

 

   • Se activa un programa de vigilancia de picaduras en todos los centros sanitarios de la isla y en las oficinas de farmacia, mediante la realización de encuestas por los profesionales sanitarios.

 

    • Si hubiera notificación de picaduras, los inspectores de Salud Pública analizan cada caso mediante una encuesta, fotografía de la picadura e inspección de la vivienda para la búsqueda e identificación del mosquito, sus larvas y puntos de cría.