Buscar
03:33h. lunes, 06 de diciembre de 2021

Consumir preferentemente frutas, verduras y productos frescos, limitando los alimentos procesados evita la obesidad, disminuye la incidencia de enfermedades cardiovasculares y evita diferentes tipos de cáncer

Sanidad recomienda una alimentación saludable basada en productos frescos

Tras la publicación de una nota de prensa de la OMS sobre la inclusión por la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (AIRC) de las carne procesadas y la carne roja como probables carcinógenos, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias quiere recordar la necesidad de mantener una alimentación equilibrada con abundancia de frutas y verduras y consumo preferente de productos frescos, limitando el consumo de carnes rojas, carnes procesadas y grasas saturadas.

 

Dieta-Mediterranea-productos
Dieta-Mediterranea-productos

Sanidad considera que no está justificada la alarma social, sino la reflexión sobre los hábitos alimenticios y de vida, ya que no se ha producido en realidad ninguna novedad: desde hace décadas se ha estado informando sobre el efecto que sobre la salud de la población a nivel mundial están creando los malos hábitos de alimentación.

Se ha señalado reiteradamente que un consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares y sal, están motivando multitud de problemas de salud. 

El efecto negativo de una alimentación  inadecuada  está produciendo fundamentalmente una elevación excesiva del peso corporal y multitud de alteraciones menos visibles, pero con importante repercusión sobre la salud, como son las afecciones cardio-vasculares, metabólicas y endocrinológicas, que están favoreciendo la aparición de enfermedades como la obesidad, cardiovasculares, diabetes y cáncer.

En la pirámide de la alimentación saludable, que es una guía que nos indica la frecuencia de consumo de los alimentos, se indica que el consumo de carne está recomendado como "consumo semanal". Quiere decir que aunque a diario debemos ingerir alimentos ricos en proteínas para alcanzar el 15% de la recomendación de este principio inmediato, el consumo de carne debe alternarse con el de pescado y huevos a lo largo de los días de la semana, con una frecuencia de 2 veces por semana.
Además, debemos de considerar que lo más saludable es consumir las porciones más magras de carne de aquellos animales cuya grasa es más insaturada, como son el cerdo, conejo, pollo o pavo. Las cantidades son importantes y por lo tanto las raciones de estos alimentos también deben ser consideradas. Debe eliminarse de la pieza de carne la piel y la grasa visible, siempre mejor en crudo.

Es importante incrementar el consumo de fruta y verdura, que son  alimentos que se deben consumir a diario y que no sólo actúan a nivel intestinal contrarrestando los efectos nocivos de otros alimentos, dado su alto contenido en fibra, sino que también  repercuten en el peso corporal, evitando  la obesidad, además de disminuir la morbi-mortalidad producida por enfermedad cardiovascular y evitar diferentes tipos de cáncer, tal como quedó demostrado en el Estudio Prospectivo europeo sobre Nutrición y Cáncer (EPIC).

Más información en www.canariassaludable.org