Buscar
jueves, 07 de julio de 2022 00:57h.

El spot ‘22 Ángeles’ del SCS gana el Premio Laus Bronce en la categoría de campaña integrada

El Servicio Canario de la Salud (SCS), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha obtenido el Premio Laus de Bronce en la categoría de Publicidad Integrada por el spot 22 Ángeles, en la 52a edición de estos galardones concedidos por la Asociación de Directores de Arte, Diseñadores Gráficos e Ilustradores (ADGFAD), entregados ayer en Barcelona.

2021110511544612477-2
El spot, promovido por el Gobierno regional para informar y promover la vacunación contra la Covid-19, ya obtuvo el Premio Agripina a la Mejor Campaña Institucional publicitaria del Año y los galardones en las categorías de Mejor Spot del Año y Mejor Fotografía

La campaña audiovisual promovida por el Gobierno regional para informar y promover la vacunación contra la Covid-19, producida por la agencia 22 grados, fue uno de los 335 proyectos seleccionados por el jurado experto para optar a un galardón en esta edición de los premios ADG Laus de Diseño Gráfico y Comunicación Visual. Estos premios reconocen los mejores proyectos en más de 40 apartados de seis categorías: Diseño Gráfico, Digital, Publicidad, Audiovisual, Aporta y Estudiantes.

El spot, enmarcado en la campaña Vacúnate, fue lanzado en mayo del pasado año para impulsar la inmunización contra la COVID-19 en Canarias y ya resultó galardonado en noviembre con el Premio Agripina a la Mejor Campaña Institucional publicitaria del Año, además de obtener otros dos galardones en las categorías de Mejor Spot del Año y Mejor Fotografía en este certamen.

La campaña Vacúnate cuenta con tres piezas audiovisuales. La principal es el spot, que tiene formatos de un minuto, 30 segundos y 10 segundos. A este se suman otras dos piezas que contienen los testimonios del jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del SCS, y presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García, y de la coordinadora de la campaña de vacunación contra la COVID-19 en el Archipiélago y presidenta de la Asociación Canaria de Enfermeros en Vacunología (ACEVAC), Begoña Reyero.

‘22 Ángeles’

El spot 22 Ángeles hace alusión a los 22 niños que en 1803 abanderaron la vacunación contra la viruela en la Real Expedición Filantrópica, llevando la vacuna a ultramar, pasando por Tenerife, donde se subieron cuatro niños más rumbo a Latinoamérica.

Este acontecimiento histórico sirvió a los responsables de la campaña para poner en valor no solo la importancia de la ciencia, sino para explicar cómo en el siglo XIX hubo un proceso similar al actual.

Historia de la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna

El origen de las vacunas lo encontramos en la evolución que el médico inglés Edward Jenner realizó en 1796 sobre la variolización como técnica para prevenir la viruela. Esta enfermedad, considerada erradicada desde 1980, mató a más de 60 millones de personas durante el siglo XVIII. Jenner descubrió que, inoculando la viruela bovina, las personas quedaban inmunizadas y no desarrollaban la enfermedad.

Cuatro años después, en 1800, la vacuna de Jenner llegó a España y se vacunó a las primeras personas, incluida toda la corte de Carlos IV. El médico del rey, Francisco Javier de Balmis y Berenguer, quedó completamente convencido de que debía vacunarse a toda la población, especialmente a los niños, de todas las tierras de la corona. Con ese objetivo, impulsó la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna.

Llevar la vacuna a los territorios de ultramar no era una tarea sencilla, puesto que la muestra solo podía ser conservada durante unos días. Balmis tuvo la idea de que ese suero podía ser transportado inoculando sucesivamente a niños durante la navegación hacia las diferentes colonias. Con ese objetivo, llevó con él a 22 niños del orfanato Casa de Expósitos de A Coruña, acompañados de la rectora del hospicio y madre de uno de esos niños, Isabel Zendal Gómez. La expedición partió el 30 de noviembre de 1803.

El 10 de diciembre de dicho año la Real Expedición hizo su primera parada en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde vacunó durante un mes a miles de personas. Desde esta isla se realizó una distribución logística sin precedentes hacia el resto del archipiélago. Tras este paso por Canarias, la expedición de Balmis y de José Salvany y Lleopart siguió su viaje a América con cuatro niños más.

Balmis regresó a España en 1806, pero la campaña de vacunación siguió, gracias a que las Juntas de Vacuna funcionaban de forma autónoma. Esto, para muchos expertos, supuso un hito histórico para la configuración de los sistemas sanitarios tal y como los entendemos hoy.

Salvany, que en 1804 se separó de Balmis para llevar la vacuna por América del Sur, murió en 1810 en Cochabamba (Bolivia). Isabel Zendal se quedó en Puebla (México) con su hijo y en 1950 fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la primera enfermera de la historia en misión internacional.

Otros premios

Además de esta nominación, la Consejería de Sanidad ha conseguido en el último año otros premios a sus campañas publicitarias. Así, el spot ‘El último regalo’ lanzado para concienciar y prevenir la transmisión de la COVID-19 fue reconocido con galardones como el Platino en la categoría Comunicación Coronavirus en los Summit International Awards (SIA); el premio internacional Epica Awards; un doble reconocimiento en el certamen El Ojo de Iberoamérica y el premio a la ‘mejor campaña Institucional’ realizada para o por una administración pública u organismo oficial en la X edición del festival Premios Agripina.