Buscar
06:23h. lunes, 14 de junio de 2021

Las técnicas láser más avanzadas para tratar todo tipo de lesiones de piel en HPS

Con el objetivo de estar a la vanguardia en el tratamiento de todo aquello que afecta a nuestra piel, la Unidad de Dermatología y Dermoestética de Hospital Perpetuo Socorro ha incorporado cuatro novedosos equipos láser (Picosure, Revlite, Icon y Silklase™ Co2) que posibilitan unos resultados de alta precisión frente a problemas cutáneos de muy diversa índole, además de las frecuentes manchas solares que van apareciendo con los años.

 

Néstor Santana , experto en láser, en el Hospital Perpetuo Socorro de Las Palmas_Fotor
Néstor Santana , experto en láser, en el Hospital Perpetuo Socorro de Las Palmas

El conjunto de problemas de piel que es posible abordar con estas nuevas técnicas láser es muy amplio: desde las cicatrices hasta la eliminación de tatuajes, pasando por el rejuvenecimiento de piel, las estrías, las marcas de acné, la hiperpigmentación tras una lesión, las manchas de la edad o aquellas provocadas por el sol, entre otras patologías.

HPS cuenta con un equipo médico especializado y altamente cualificado que apuesta por la aplicación de procedimientos de última generación cuyos resultados son fiables y satisfactorios. Experto en láseres, el doctor Néstor Santana es miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (EADV), así como colaborador del Observatorio ‘Salud Sin Bulos’.

El especialista de la Unidad de Dermatología y Dermoestética de HPS señala que “la ventaja de esta nueva generación de láseres que estamos utilizando en HPS -frente a aparatos de generaciones anteriores- es que aportan seguridad en el resultado del tratamiento”. Tal como explica Santana, los láseres permiten hacer una medición previa de las características de la piel para que los parámetros usados logren “los mejores resultados, con la mayor seguridad y en el menor número de sesiones”.

Los tratamientos más demandados son la reparación de cicatrices traumáticas, cicatrices de acné, cicatrices quirúrgicas, así como la eliminación de manchas de diferente tipo, provocadas por el sol u hormonales.

La indicación del láser la propone el dermatólogo y debe de ser individualizada. En todas las cicatrices se podrá aplicar láser con mayor o menor efecto, lo realmente diferenciador es la combinación de láseres que se usan para reparar una determinada cicatriz. La clave es la personalización del tratamiento por parte del especialista.

Para la eliminación de tatuajes influye mucho la tecnología picosegundo de segunda generación con más longitudes de ondas y un tiempo más corto de disparo, lo que previene posibles efectos adversos de los antiguos láseres como la hiper o hipopigmentación de la zona. El número de sesiones depende de factores tan distintos como la localización del tatuaje (más sesiones cuanto más alejados del tronco se encuentren) y el tipo de tinta usada en el tatuaje. Es decir, serán necesarias más sesiones si se trata de un tatuaje profesional o tipo cover, aquel realizado para cubrir un tatuaje anterior.

Como experto en láser, Néstor Santana considera que una de las principales aportaciones de la aplicación de esta tecnología en el campo de la dermatología es sin duda la posibilidad de “manejar a nivel microscópico diferentes substancias de la piel como la melanina, la hemoglobina y el colágeno, principalmente, de forma controlada y con resultados reproducibles”.

Una vez más, la apuesta firme por incorporar de forma constante la tecnología sanitaria más avanzada permite, como en esta ocasión, recuperar un aspecto saludable de la piel hasta en los casos más complicados.