Buscar
03:10h. domingo, 19 de septiembre de 2021

Visocan, contra el interés general

Continuamos desde la plataforma 29E y los colectivos El Pueblo Tiene Hambre y Derechos y Acción Social (DAS) con nuestra campaña por el derecho a una vivienda digna en Canarias, y hoy lo hacemos poniendo el foco en la errática política de la empresa pública de viviendas Visocan, que sigue actuando contra el interés general, como si de una empresa privada se tratara.

Viviendas visocan Icod_default_0_Fotor
Viviendas Visocan en Icod de los Vinos

Lo vemos en una noticia del periódico El Día fechada hoy mismo (1): buscan inquilinos para 109 viviendas de alquiler en régimen privado en Icod de los Vinos, unas viviendas que llevan años construidas esperando inquilino y ahora ofrecen desde 230 euros, y se sorprenden de que hasta la fecha solo hayan recibido 10 solicitudes.

De entrada denunciamos el despropósito de Visocan y el total alejamiento de la realidad social en el que andan sumidos en la empresa pública, cuando es por todos conocido que la demanda de vivienda en Canarias está enfocada en las viviendas sociales y los alquileres realmente sociales para familias con situación de vulnerabilidad, y Visocan opta por ofrecer viviendas en régimen privado con condiciones solo asumibles para familias de clase media acomodada.  Y es que están pidiendo unos ingresos mínimos anuales de entre 12.000 a 32.000 euros, para unos alquileres que parten de 230 euros, a los que habrá que sumar otros gastos fijos que visocan suele cobrar aparte y añadir convenientemente, en garaje, trastero, comunidad y hasta IBI (visocan también repercute el IBI a sus inquilinos aún cuando no son propietarios), con lo cual estaremos hablando ya de una cantidad que puede rondar los 400 euros o más. Teniendo en cuenta que las viviendas están en Icod de los Vinos, con los requisitos que piden solo pueden interesar a familias de clase media con una situación económica estable que trabajen en la zona norte próxima a Icod de los Vinos. El problema es que no hay tantas familias que reúnan estos requisitos, y aún en el caso de que las hubiera es probable que muchas con ingresos próximos a los 30.000 euros anuales prefieran vivir en otras zonas u opten por acceder a una vivienda en propiedad. 

¿Realmente desconocen en Visocan, su Consejero Delegado Agustín Fernández Clemente o su Director Gerente Víctor González García, la problemática real de la vivienda en Canarias? Imposible que no la conozcan, simplemente actúan como han venido actuando desde hace muchos años en esta empresa pública, al margen del interés general de los canarios, como si de una empresa privada se tratara.

Por eso desde los colectivos que secundamos esta nota no nos queda otra que exigir al Gobierno de Canarias y a todas sus instituciones afines, que cambien el uso de estas viviendas para que pasen a ser puestas en alquiler social a familias vulnerables, medida que ha de aplicarse a todas las viviendas en régimen privado que posea en la actualidad Visocan y estén vacías. 

24  de mayo de 2021

Plataforma 29E

El Pueblo Tiene Hambre

Derechos y Acción Social DAS.