Buscar
lunes, 05 de diciembre de 2022 00:02h.

30 años denunciando a un cazador por maltrato animal, ruidos e insalubridad en pleno barrio de La Salud

"El Polaco" es el apodo de un vecino supuestamente propietario de una jauría de perros utilizados para la actividad de la caza ubicada en una de las muchas azoteas del barrio de La Salud Alto, en la capital tinerfeña.

Maltrato animal La Salud _08-09-33(1)
30 años denunciando a un cazador por maltrato animal

Según el Partido Animalista PACMA, los vecinos de la zona llevan años denunciándole por el hacinamiento de los animales, ladridos de madrugada y a todas horas del día, y por las condiciones insalubres en las que se encuentra la propiedad, donde también alberga palomas.

El equipo de PACMA en Tenerife ha emitido este lunes un comunicado de prensa asegurando que llevan años recibiendo quejas por los problemas presuntamente ocasionados por este vecino santacrucero al que los vecinos afirman haber denunciando ante la policía en varias ocasiones sin que hayan habido cambios en la situación de los animales. Las fotos compartidas por la formación política animalista muestran unas instalaciones en estado de ruina, llenas de escombros y lo que parece ser materia fecal por los suelos saliente de unos habitáculos donde, supuestamente, se encontrarían los perros.
"Llevamos cerca de 30 años conviviendo con esta situación. No se entiende que se le permita a una persona tener una jauría de perros en una azotea en plena capital y menos cuando los tiene que dan pena. Esos perros están atados o encerrados en unos cuartuchos la mayor parte del año; lloran y se quejan constantemente, están desesperados. Toda la azotea está llena de heces y orines a cada momento, pero por mucho que denunciamos y pedimos que se les retiren, todo sigue igual", explica una vecina afectada.

Desde PACMA han recogido las quejas de estas personas y aseguran que se encuentran estudiando posibles medidas legales contra "El Polaco" ya que, según manifiestan, "parece que se ha ignorando sistemáticamente a los vecinos durante décadas a pesar de que podría estar incumpliéndose la normativa sanitaria y de bienestar animal".