Buscar
08:51h. viernes, 17 de septiembre de 2021

Cuatro encapuchados desvalijan la joyería Adeley de Las Chafiras

Asalto de película en el Sur de Tenerife. Cuatro encapuchados desvalijaron una joyería en la zona de Las Chafiras, en el municipio de San Miguel de Abona, durante la mañana de este sábado. Uno de los atracadores utilizó una pistola, que no se sabe si es real o simulada, para intimidar a las dos empleadas y lograr que le abrieran la caja fuerte. Otros dos individuos destrozaron escaparates para sustraer joyas y relojes. Y el cuarto esperó sentado al volante de una Toyota Hi-Lux de color blanco que se cree que fue robada en el núcleo de Cabo Blanco, en Arona.

Robo Joyeria Aseley Las Chafiras 0190
Los atracadores corren hacia la Toyota Hi-Lux para emprender la huida con el botín

Los hechos ocurrieron a las 10:10 horas en uno de los establecimientos de una conocida cadena de joyerías Adeley en el centro comercial El Paso, en la zona industrial de Las Chafiras, frente a la gasolinera Disa.

Los autores de este robo con violencia e intimidación tenían planificada su actuación. Uno de los implicados se quedó dentro del vehículo, en los aparcamientos situados junto al citado centro comercial. Sus tres compañeros accedieron a la joyería. Uno utilizó el arma corta para encañonar a las trabajadoras. El citado delincuente las obligó a dirigirse a la trastienda del negocio para que le abrieran la caja fuerte. Ante las amenazas del individuo, las mujeres accedieron a sus exigencias. Las víctimas no sufrieron lesiones.

Mientras tanto, los otros dos ladrones rompieron expositores para llevarse relojes y diferentes joyas.

Pocos minutos después, los atracadores abandonaron el comercio y se dirigieron a la carrera hasta la Toyota Hi-Lux, donde les esperaba el cuarto compinche para escapar a toda velocidad.

En el trayecto entre el local y el vehículo, fueron captadas imágenes de los encapuchados y del referido vehículo sustraído.

Las fuerzas de seguridad fueron activadas poco después. Un mando y una patrulla de la Policía Local de San Miguel de Abona fueron los primeros en llegar al lugar de los hechos y tomar la primera información sobre lo ocurrido. Poco después hicieron acto de presencia agentes del Grupo de Investigación de la Guardia Civil del puesto principal de Granadilla de Abona, que se ocuparán de las gestiones para tratar de esclarecer el suceso e intentar atrapar a los autores del atraco.

Hasta el mediodía de este sábado se desconocía la cantidad exacta de dinero que pudieron sustraer los delincuentes, así como la cifra y el valor de las alhajas que se llevaron.

Además, en el establecimiento provocaron considerables daños materiales.