Buscar
viernes, 07 de octubre de 2022 22:10h.

Un falso alarmante de aviso de bomba es detenido por atentado a la autoridad

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 30 años por atentado contra la autoridad al agredir a dos funcionarios que acudieron a comisión por aviso de posible bomba, que resultó ser falso, realizado por este individuo en la noche del 17 de agosto en la localidad tinerfeña de San Cristóbal de La Laguna.

 

Policía Nacional detenido -49(1)
La Policía Nacional detiene por atentado a la autoridad a un falso alarmante de aviso de bomba en La Laguna

Mientras se encontraban realizando labores de patrullaje y prevención de la delincuencia, agentes de la Policía Nacional destinados en la comisaría local de San Cristóbal de La Laguna, recibieron la alerta de que podía encontrarse un posible artefacto explosivo en vía pública, realizado por por el propietario de una motocicleta que había visto un bulto sospechoso sobre la misma, aparcada en la calle.

Actitud muy agresiva

Al personarse allí, dos funcionarios se encontraron a un hombre en estado de agitación, hablando muy alto y en actitud agresiva hacia ellos. Los policías le solicitaron que se calmara y que se identificara pero, lejos de obedecer, el individuo se encaró con los agentes e intentó arrebatarles sus armas. Al no conseguirlo, emprendió la huida topándose en el camino con otro agente, que había acudido a inspeccionar el lugar en el que estaba aparcada la motocicleta y el posible artefacto, no encontrando nada. Una vez de frente al policía, le agredió de forma sorpresiva, tirándolo al suelo y causándole lesiones leves.

Bajo los efectos de sustancias estupefacientes

Inmediatamente, los otros dos agentes llegaron al lugar y procedieron a la detención de este sujeto siendo necesaria la aplicación de la fuerza mínima imprescindible para reducirlo. Además, el detenido, que seguía en actitud muy agresiva, se causó lesiones a sí mismo y daños al vehículo al darse golpes contra el mismo, siendo necesario su traslado a un centro médico donde se constató que el agresor se encontraba bajo los efectos de sustancias estupefacientes, con probables signos de alucinaciones visuales y auditivas.