Buscar
lunes, 15 de julio de 2024 11:59h.

La Guardia Civil denuncia a una empresa por realizar espectáculos con drones sin ningún tipo de autorización

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al  Equipo Pegaso de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, Policía Especialista en Gestión Aeronáutica y Seguridad Operacional, en cumplimento de sus funciones y con el objetivo principal de garantizar la seguridad pública durante las operaciones con aeronaves no tripuladas y pilotadas por control remoto (UAS), han denunciado a una empresa con sede en Tenerife por realizar diversos espectáculos con drones en los municipios de Santiago del Teide y Valverde de El Hierro, entre los meses de julio y noviembre de este año.

 

Enjambre Drones
Ofrecían espectáculos nocturnos con “enjambres de drones” sin cumplir la normativa vigente

La citada empresa carecía de la autorización operacional que obligatoriamente debe conceder la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para realizar este tipo de espectáculos aéreos, los cuales pueden conllevar un alto riesgo y deben realizarse por personal técnico especializado bajo unas estrictas medidas de seguridad, tanto desde tierra, como durante el propio vuelo. Además, tampoco se habían comunicado los vuelos al Ministerio del Interior, tal y como establece la normativa vigente para entornos poblados, ni al aeropuerto de Valverde de El Hierro, así como al helipuerto del Hospital de Valverde, con el grave riesgo que ello puede suponer para otras aeronaves.

 

Los espectáculos nocturnos con drones, conocidos como “enjambres”, consisten en el vuelo simultáneo de un elevado número de drones luminosos, casi 200 en el caso de este operador, los cuales pueden dibujar múltiples tipos de figuras en el cielo para disfrute del público en tierra empleando para ello complejos programas informáticos y la actuación de varios pilotos. Sin embargo, un mal uso de estos sistemas puede desencadenar en un accidente.

 

En España, existen actualmente muy pocas empresas autorizadas por AESA, que puedan ofrecer estos servicios, cada vez más demandados por su popularidad y como alternativa silenciosa a los fuegos artificiales convencionales.

 

Normativa reguladora

 

Por estos hechos, los agentes de la Guardia Civil especializados en la materia, han formulado varias denuncias conforme a lo dispuesto en el artículo 44 y 55 de la Ley 21/2003 de Seguridad Aérea, en concordancia con el Reglamento de Ejecución (UE) 2019/947 por el que se regula el uso de aeronaves no tripuladas en el ámbito europeo, y la Ley Orgánica 4/2015 de Seguridad Ciudadana. 

 

Según lo establecido en el número 2 del artículo 55, cuando las infracciones fueran cometidas por personas físicas o jurídicas que desarrollen actividades incluidas en el ámbito de aplicación de esta ley con carácter comercial o que las realicen a cambio de una contraprestación económica no salarial las sanciones aplicables serán las siguientes: para las infracciones leves, apercibimiento o multa de 4.500 hasta 70.000 euros, para las infracciones graves, multa de 70.001 a 250.000 euros y para las infracciones muy graves, multa de 250.001 a 4.500.000 euros.