Buscar
12:03h. martes, 07 de diciembre de 2021

La lava sigue llegando al mar sin desbordar el perímetro ya afectado

El aporte de lava discurre por las coladas existentes en un único cauce que se bifurca en ocasiones, especialmente en la zona baja, y llega al mar por tres puntos.

Volcán La Palma Fajana a2by
Continúa la aportación de lava en la zona de los deltas lávicos provocando su crecimiento, aunque a menor velocidad, principalmente en la parte sur de d2.

También en la reunión se abordaron los últimos datos relacionados con la calidad del aire en las zonas no evacuadas, referidos a la emisión del SO2 asociado al penacho volcánico; la emisión difusa de dióxido de carbono; y las partículas PM10.

El Director Técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende, explicó en rueda de prensa que actualmente la colada 9, localizada en cotas inferiores en la zona más al sur, es la que cuenta con un mayor aporte de lava, mientras que las zonas 1 y 2 también tienen aporte, pero en menor cantidad respecto al día de ayer. El resto de coladas, se mantienen paradas. 

La superficie afectada por la erupción volcánica alcanza las 1.019,79 hectáreas, 1,12 hectáreas más que en la última actualización, crecimiento que corresponde al delta lávico. La anchura máxima entre coladas se mantiene en 3.100 metros. 

En lo que se refiere al número de albergados, son 481 personas las que permanecen en centros hoteleros, cinco más que ayer.  De esa cifra, 414 se hospedan en el hotel de Fuencaliente y 67 en Los Llanos de Aridane. Además, hay 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares. 

Según los datos facilitados por el Catastro, a día de hoy se han visto afectadas 1.460 edificaciones, de las cuales 1.181 son de uso residencial, 150 de uso agrícola, 67 de uso industrial, 34 de ocio y hostelería, 13 de uso público y 15 de otros usos.

Por otro lado, la portavoz del Comité Científico Científico y directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, indicó que se sigue manteniendo el nivel de sismicidad a profundidades superiores a 20 kilómetros. La sismicidad intermedia se mantiene baja y continúa localizándose en las mismas zonas. En este sentido, hoy la magnitud máxima ha sido de 4.7 mbLg en un evento registrado a las 05:24 horas a una profundidad de 37 kilómetros y sentido con intensidad máxima IV (en la escala de intensidad EMS).

Respecto a la deformación del terreno, Blanco señaló que la estación más cercana al centro sigue mostrando deformaciones que reflejan la dinámica del proceso eruptivo, mientras que el resto de las estaciones muestran una tendencia a la deflación regional.

En lo referido a la emisión de dióxido de azufre (SO2) asociada al penacho volcánico, la portavoz del Comité Científico explicó que ayer fue menor que en días anteriores aunque continúa siendo alta, registrándose un rango de valores entre 2.000 y 4.000 toneladas diarias. Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), destacó que en el día de ayer los valores continuaron siendo bajos en el conjunto de estaciones de la isla, con niveles buenos y razonablemente buenos, salvo un episodio de alta intensidad en Los Llanos de Aridane, entre las 12:00 y las 14:00 horas, relacionado con actividades de limpieza que provocó la resuspensión de cenizas y que derivó en una superación del valor límite diario (establecido en 50 μg/m³). Este evento elevó la media móvil de 24 horas en esta estación hasta el nivel muy desfavorable, que se ha mantenido hasta hoy. 

En estos momentos los valores registrados en Los Llanos de Aridane son bajos, por lo que los niveles de calidad del aire deberían ir mejorando si no se producen cambios significativos en las condiciones. En el resto de estaciones los niveles se mantienen entre buenos y razonablemente buenos.

A este respecto, el director técnico del PEVOLCA señaló que hoy domingo no se permitió el paso para la recogida de enseres u otras tareas  a la costa del Valle de Aridane por Fuencaliente, en la zona ya evacuada o de exclusión, porque la calidad del aire era muy desfavorable en ese lugar. 

Por lo que se refiere a las condiciones meteorológicas, Blanco comentó que la configuración del viento prevista dispondrá la nube de cenizas y SO2 hacia el O-SO del foco, lo que permitirá la operatividad aeroportuaria. 

El Comité Director también repasó la situación en los suministros de telefonía, agua y electricidad, que en las últimas horas no han registrado incidentes.