');
Buscar
jueves, 25 de abril de 2024 15:03h.

La Policía Local de Arona detiene a un agresor tras un episodio de violencia de género

El 1-1-2, como es habitual en este municipio, notifica los hechos directamente a la Policía Local de Arona dada la pronta respuesta de esta fuerza policial y la efectividad de su servicio en pos de garantizar la seguridad ciudadana en dicho municipio.     

Arona policía violencia género 0014 4(1)
Arona - Localizan y detienen a un agresor tras un episodio de violencia de género

Según informan fuentes policiales a la llegada de los agentes al lugar de los hechos, concretamente en la Calle Mosquera de Buzanada, observan un vehículo con diversos daños.

El vehículo estaba correctamente estacionado, presentando la rotura de varios cristales laterales así como ambos retrovisores y daños interiores en el salpicadero, cuadro y tapicería.

Pronto los agentes logran contactar con una joven de 30 años de edad, la cual al parecer manifestó que su expareja estuvo allí, gritando por fuera de su vivienda y al ver que esta no salía comenzó a romperle el coche.

Según informan, la chica estaba tan nerviosa que no podía hablar y recordar datos de su expareja, no obstante poco a poco los agentes fueron consiguiendo información al respecto, como la del tipo de vehículo que conducía.

Con la información obtenida, tanto la central de comunicaciones como los agentes actuantes fueron acotando la búsqueda del supuesto agresor, consiguiendo en pocos minutos encontrar el vehículo implicado en los hechos.

Una patrulla desplazada a tal efecto al barrio de El Fraile, localizó el vehículo implicado resultando ser un Renault Clio de color azul con signos evidentes de haber sido usado recientemente, no obstante no había nadie en su interior ni en los alrededores.

La víctima se quedó en casa debidamente acompañada, dado que en ese momento se sentía tan nerviosa y asustada, que no podía trasladarse a sede policial para presentar la correspondiente denuncia.

Violencia género Arona 725 2(1)
 
Estado del vehículo de la víctima (Foto: Policía Local de Canarias Blog). 

En menos de dos horas se volvieron a repetir los mismos hechos.

Minutos antes de las doce de la noche de este miércoles, el 1-1-2 vuelve a requerir la presencia policial de efectivos de la Policía Local de Arona en la calle Mosquera, por los mismos hechos, comisionando hasta tres vehículos patrulla al lugar.

Los agentes en ruta hacia el lugar de los hechos lograron divisar el vehículo reseñado circulando en dirección opuesta hacia Guaza, por lo que iniciaron una persecución policial tras el mismo.

Agentes de la Unidad de Prevención Policial (UPP) se unieron a la intervención informando que habían divisado al vehículo implicado a la altura del núcleo poblacional de Malpaso en la TF-66.

Según fuentes consultadas, tras superar el núcleo poblacional de Malpaso, se logra interceptar el vehículo e intervenir con su conductor.

El conductor manifestó que le habían pagado 5 euros por conducir el coche.

Según parece el conductor del vehículo no era el agresor y manifestó de forma espontánea que le habían pagado 5€ por conducir el vehículo y que la persona que buscaban se había apeado del vehículo en marcha.            

Por ello, los Agentes inician una búsqueda exhaustiva en los terrenos anexos a ambos lados de la TF-66, concretamente a la altura e inmediaciones de donde se localiza el vehículo. 

Se trataba de una zona oscura, lo que dificultó las labores de búsqueda y detención.

En pocos minutos, un agente de la UPP localizó con éxito al presunto agresor, posteriormente tras realizar las comprobaciones correspondientes, los agentes procedieron a su detención por un Delito de Quebrantamiento de Condena y un Delito de Violencia de Género, en base a la manifestación de la víctima y testigos de los hechos. 

El agresor se tiró en marcha del vehículo y comenzó la huida.

Al parecer el agresor posicionado en el asiento de copiloto, en plena persecución policial, decidió tirarse en marcha del vehículo y comenzó la huida por una zona pedregosa, escarpada y a oscuras, no obstante no consiguió eludir la acción de los agentes, siendo finalmente detenido.

El conductor del vehículo dio positivo en el test de alcoholemia e fue investigado como cooperador necesario.                          

Al conductor del vehículo implicado, el Renault Clio, debido a que tenía síntomas de haber consumido bebidas alcohólicas se le realiza la prueba de detección de alcohol en aire espirado, dando un resultado positivo. 

Igualmente los agentes le informaron que se le investigaba (imputaba) por un delito como cooperador necesario ya que al parecer condujo a su “amigo” enambas ocasiones en las que este ha hecho acto de presencia en el domicilio de su expareja a sabiendas que tenía una orden de alejamiento.