Buscar
08:04h. sábado, 23 de octubre de 2021

Desarticulada en Tenerife una organización criminal dedicada a trasladar migrantes con documentación falsa hacia la península

En la operación han sido detenidas 16 personas y se han intervenido más de 20 pasaportes falsificados y 46 legajos con documentación para regularizar la situación de ciudadanos subsaharianos, entre otros efectos.

Policía Nacional inmigración ilegal documentacióbn falsa foto1-18(1)
Durante los registros de los “domicilios patera”, se pudo comprobar las condiciones infrahumanas en las que vivían los inmigrantes

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en una operación conjunta, han desarticulado una organización criminal en Tenerife dedicada a trasladar migrantes con documentación falsa hacia la península. Un total de 16 personas de nacionalidad senegalesa han sido detenidas (13 en Tenerife, 2 en Ibiza y 1 en Gerona), a los que se les imputan los supuestos delitos de pertenencia a organización criminal,  contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contra el patrimonio, salud pública, receptación y falsedad documental.

En la operación se ha procedido al registro de diez domicilios, en los que se han intervenido más de 20 pasaportes falsificados, 46 legajos con documentación para regularizar la situación de ciudadanos subsaharianos, más de 900 gramos de cocaína, más de 1.000 pastillas de éxtasis, 90 gramos de heroína, tres balanzas de precisión, 23.600 euros, 2.940 libras esterlinas falsas, 77 teléfonos, 39 relojes de alta gama y joyas, entre otros efectos.

La organización captaba a migrantes que habían llegado a las islas y los ocultaba en diferentes “pisos pateras” mientras preparaban la documentación falsa. Una vez obtenida, los llevaban a los diferentes puertos y aeropuertos de las islas, y allí les daban las últimas instrucciones de cómo proceder a la hora de embarcar y algunas medidas de seguridad por si eran detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, consistentes en no declarar y borrar números de teléfonos, entre otras pautas.

Como curiosidad, si el migrante lograba llegar a la península sin ser detectado, los integrantes de la organización se encargaban de recuperar la documentación utilizada por si en un futuro pudiera ser utilizada por otro candidato, pues a pesar de que en su inmensa mayoría era documentación falsificada, los investigadores tenían constancia de que algunos de ellos habían utilizado documentación legal de otras personas con cierto parecido físico.

Se estima que esta organización habría logrado sacar de las islas al menos a 113 personas que resultaron detenidas con pasaporte falso o a nombre de terceras personas. Los beneficios obtenidos superan los 200.000 euros. La operación continúa abierta con el objetivo de localizar al resto de integrantes de la organización, por lo que no se descartan nuevas detenciones.