Buscar
jueves, 20 de junio de 2024 00:00h.

La Policía Nacional detiene por homicidio imprudente a los patrones de la patera en la que falleció un menor

La Policía Nacional ha detenido en Los Cristianos a los cuatro patrones de la embarcación en la que fue hallado el cuerpo sin vida de un menor de edad, por la presunta autoría de los delitos de homicidio imprudente y favorecimiento de la inmigración clandestina.

Salvamento Marítimo ha rescatado y trasladado al puerto de Los Cristianos, en Tenerife, a los 87 ocupantes de un cayuco, localizado esta mañana a 16 millas de la isla. EFE/Alberto Valdés
Salvamento Marítimo ha rescatado y trasladado al puerto de Los Cristianos, en Tenerife, a los 87 ocupantes de un cayuco, localizado esta mañana a 16 millas de la isla. Foto Alberto Valdés

Las duras condiciones en las que se desarrolló la travesía podrían haber ocasionado la muerte del menor, en una embarcación en la que viajaban  226 migrantes subsaharianos. 

Hallado el cuerpo sin vida de un menor

El pasado 27 de octubre, a las 05.00 horas, una embarcación fue interceptada por el servicio de Salvamento Marítimo, tras ser localizada a ocho millas de distancia del Puerto de Los Cristianos. 

Las personas que viajaban en la embarcación, 226 migrantes subsaharianos, fueron trasladados al citado puerto. 14 de ellos, debido a su estado de salud, fueron trasladados al hospital para recibir atención sanitaria, cuatro de ellos de manera urgente en helicóptero.

Lamentablemente, en el interior de dicha embarcación fue hallado el cuerpo sin vida de un menor de edad.

Cuatro patrones detenidos

Las pesquisas llevadas a cabo por los investigadores de la Policía Nacional condujeron a la identificación de los cuatro patrones del cayuco.

Las duras condiciones en las que transcurrió la travesía de once días,  sin alimentos ni agua en el interior de la patera presuntamente gobernada por los posteriormente detenidos, podrían haber contribuido a la muerte del menor y el mal estado de salud de las 14 personas trasladadas al hospital. 

Asimismo, según los testimonios facilitados a los agentes, varias personas fallecieron durante la travesía y sus cuerpos fueron arrojados por la borda de la embarcación al océano.

Los policías nacionales procedieron a la detención de los cuatro patrones y, tras oírles en declaración en dependencias policiales, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

La autoridad judicial determinó el ingreso en prisión preventiva de tres de los detenidos y la libertad del cuarto, adoptando ciertas medidas cautelares.