Buscar
jueves, 30 de mayo de 2024 00:00h.

La Policía Nacional consigue la recuperación completa del número de serie de un motor sustraído

Agentes de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional mientras realizaban funciones de prevención de la delincuencia en una zona de venta y consumo de estupefacientes, procedieron a identificar a los ocupantes de un vehículo de alta gama.

 

Motor 463(1)
Policía Científica, a requerimiento del grupo de investigación, ha conseguido recuperar la numeración del motor

Los agentes, tras la realización de una requisa del vehículo, encontraron en el maletero del mismo un motor, aparentemente de motocicleta, con el número de serie borrado casi en su totalidad por lo que se intervino el mismo y se puso a disposición del grupo de investigación de la comisaría.

La unidad de Policía Judicial, solicitó a Policía Científica un estudio forense del motor para intentar recuperar el número de serie del motor y así poder continuar con las pesquisas tendentes a la averiguación de la procedencia del mismo.

Recuperación del número de bastidor borrado

Especialistas de la Policía Nacional, han llevado a cabo estudios y la utilización de diversas herramientas y técnicas con la finalidad de la recuperación de la numeración borrada mediante el limado y fresado del mismo.

El número de serie se realiza mediante troquelación en el motor del vehículo, ejerciéndose una fuerte presión mediante punzones. Debido a esta presión, la estructura del material es modificado por lo que, una vez se ha eliminado el relieve de las mismas, cuando se usan elementos químicos sobre la zona o “reveladores”, el material reaccionará de distinto modo al resto del material.

Tras el uso de diferentes metodologías y técnicas de trabajo junto con la aplicación de agentes químicos, los especialistas de la Policía Nacional lograron obtener, en un análisis microscópico, la serie numérica original troquelada en la cubierta del motor incautado.

Este tipo de manipulaciones en los números de serie de los motores, de los bastidores de los vehículos y la alteración de las matrículas de los mismo, son constitutivos de un delito de falsedad documental.