Buscar
miércoles, 30 de noviembre de 2022 00:00h.

Los barrios de Puerto de la Cruz “se cuentan” con el proyecto Algo tiene mi barrio

Las vecinas y vecinos de los barrios de San Felipe-El Tejar y La Paz-El Botánico, finalizan el proceso participativo sobre las propuestas que han diseñado y pensado de manera colectiva para dar muestra de la historia de sus barrios.

Puerto de la Cruz BARRIO se cuentan
El proyecto de Participación Ciudadana ha iniciado la fase de organización técnica del material recogido a lo largo de estos meses de iniciativas vecinales, reuniones y grabaciones.

Con la colaboración de un equipo técnico experto en materia audiovisual, se han llevado a cabo grabaciones en diferentes puntos del municipio de Puerto de la Cruz, entrevistando a personas relevantes para las historias que quieren ser contadas. 

La concejala de Participación Ciudadana María Jesús Hernández subraya el compromiso que han tenido ambos barrios con el proyecto. “Me alegra enormemente ver cómo ha respondido la ciudadanía ante iniciativas como esta, pensadas para propiciar espacios de encuentro en los que intercambiar experiencias, impresiones, necesidades, y generar esa red de contactos que empoderan y dan valor a la propia comunidad”, comenta. 

Mientras que el barrio de San Felipe-El Tejar se ha centrado en la historia de las hogueras, cómo se organizaban, quiénes participaban y lo que significaba ser parte de una fiesta espontánea; los vecinos y vecinas de La Paz-El Botánico se han enfocado en dar a conocer las historias de personas que tuvieron relevancia en el municipio y darles el valor que se merecen, documentándolas. Además, el proyecto también ha contado con la visión futura del barrio, en el que las niñas y niños han planteado el barrio que les gustaría tener o el que se imaginan que podría llegar a convertirse. 

Tras esta fase de organización y producción técnica, los trabajos realizados se presentarán públicamente a través de un acto abierto. Además, se creará una página web que recoja todos los documentos, fotografías y materiales elaborados, para potenciar la digitalización de la memoria histórica del municipio y así contribuir a su conservación y puesta en valor. 

“Gracias a las aportaciones de todas las personas que han colaborado, tenemos la oportunidad de recoger un legado de memoria viva de indudable valor tras un proceso participativo donde han sido los propios vecinos y vecinas quienes han decidido qué historias merecen ser contadas”, comenta la coordinadora del proyecto, Beatriz Bello.