Buscar
16:54h. sábado, 08 de mayo de 2021

El desprendimiento en Punta Brava no ha afectado a viviendas ni a la calle Tegueste

El informe técnico encargado por el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz a una empresa especializada en estabilización de taludes, confirma que los desprendimientos que tuvieron lugar la semana pasada en la parte oeste de la costa de Punta Brava, no afectan a la estabilidad del tramo final de la calle Tegueste ni de la zona de viviendas.

fotos desprendimientos _Fotor
El informe técnico encargado por el Ayuntamiento sobre el último desprendimiento en Punta Brava confirma que no ha afectado a viviendas ni a la calle Tegueste

El concejal de Ciudad Sostenible, David Hernández, señala que en el informe se reafirma lo indicado por los técnicos municipales respecto a la estabilidad de viviendas y vías, y se propone seguir trabajando en la misma línea que hasta el momento, reforzando y ampliando las medidas preventivas puestas en marcha desde hace años en la zona.

En la tarde del 20 de abril se produjo un desprendimiento de un importante volumen de rocas, localizado a continuación del final de la calle Tegueste, a la altura del solar de la antigua perrera municipal. Los días 21 y 22 de abril se realizaron inspecciones en la zona, una de ellas con el apoyo de una empresa de trabajos verticales. La zona desprendida abarca un tramo de unos 30 metros del frente al acantilado, con una altura media en torno a los 12 metros. El volumen del material desprendido fue alrededor de unos 500 metros cúbicos.

Tras las visitas de inspección técnicas se determinó que no existe ninguna afección directa al tramo final de la calle o a la zona de viviendas. Sí existe un daño parcial a la escalera de bajada a la playa, que ya se encontraba en estado de ruina. El tramo afectado por el desprendimiento aún tiene zonas que presenta un estado de estabilidad precaria, con bloques de roca que podrían desprenderse a corto o medio plazo.

Las propuestas del informe de inspección por desplome del saliente rocoso inciden en las medidas ya comenzadas por el ayuntamiento. Así, se continuará revisando y reparando la valla de cierre actual del solar de la antigua perrera municipal, y se ubicará un nuevo cierre por el lado oeste para impedir el acceso a la parcela. A su vez, se mejorará el vallado perimetral con una valla retranqueada unos cuatro metros del muro actual del solar de la perrera en su zona más cercana a las escaleras que unen la calle Bencomo con la calle Tegueste. Por último, se retirará la escalera de madera de acceso a la playa y se colocará señalización de advertencia del riesgo de desprendimientos, además de la ya colocada de prohibición de paso y de peligro de caída a distinto nivel.