Buscar
miércoles, 05 de octubre de 2022 00:09h.

El maestro albardero Domingo Mesa abre una exposición permanente sobre los secretos de su oficio

El maestro Domingo Mesa Hernández abrirá próximamente las puertas de una exposición permanente en su antiguo taller de albardería, en Los Realejos.

20220401_baso_albardero_realejos_27(1)
Carmen Luz Baso, visita las instalaciones, impulsadas por los hijos del maestro y que han contado con el asesoramiento técnico del Cabildo

El proyecto, impulsado por los hijos del artesano, ha contado con el asesoramiento técnico del Cabildo de Tenerife, que hace dos años distinguió la labor de Domingo Mesa Hernández con motivo del  Día Insular de la Artesanía de 2020.

La consejera insular de Empleo, Desarrollo Socioeconómico y Acción Exterior, Carmen Luz Baso, y la directora Insular de Desarrollo Socioeconómico,Ermitas Moreira,visitaron esta semana las nuevas instalaciones, situada en la planta baja de la vivienda del maestro. Asimismo, acudieron diversos concejales de Los Realejos.

Durante la visita, la consejera dio la enhorabuena a Domingo Mesa Hernández por la exposición con la que contribuye a promover y difundirlos oficios artesanales más tradicionales como la albardería, centrada en la  confección de aparejos de calidad para los animales de carga. “Este proyecto abre una puerta para que las nuevas generaciones y, en general, todo el que quiera, pueda familiarizarse con los entresijos de un oficio tan demandado en el pasado y tan desconocido en la actualidad”, añadió la consejera.

La  muestra permanente ocupa un espacio reducido, de 3 x 2 metros, en la que se exponen los distintos útiles de trabajo propios del oficio: agujas para coser, hoces para cortar paja, martillos para aplastar la paja una vez dentro de la tela, pinchos para meter la paja larga o tijeras, entre otros.

Más de 40 de profesión

Nacido en 1932, en Los Realejos, Domingo Mesa comenzó a trabajar como aprendiz de Nicolás Díaz Tacoronte, a quien se considera “el mejor albardero de Tenerife”, con 24 años. De su mano, aprendió todo lo que hoy sabe su profesión y logró convertirse en un maestro reputado en el gremio.

Hoy en día, es uno de los últimos maestros con carne de albardero. Por esta razón, ha recibido diferentes reconocimientos como el realizado por el Cabildo de Tenerife en 2020 para reconocersu trayectoria y agradecerle la labor que ha desarrollado para prolongar la vigencia de este oficio tradicional hasta nuestros días.