Buscar
lunes, 05 de diciembre de 2022 00:02h.

Puerto de la Cruz no abandona la Cultura reforzando en estos momentos su apuesta por el sector

El área de Cultura del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, liderado por el propio alcalde Marco González, trabaja en el diseño estratégico de las políticas culturales del municipio con un nuevo y más amplio concepto de la cultura, manteniendo esa parte de programación que la distingue ampliando el concepto a la cultura expandida, entendida como la mezcla del arte, el conocimiento, las humanidades y la ciencia.

foto marco cultura_Fotor
El área plantea un nuevo marco de actuación en el diseño y la gestión de su estrategia cultural generando procesos innovadores y participativos

En el contexto actual toca más que nunca convertir las dificultades en retos y tomar las oportunidades que puedan propiciar nuevas maneras de relacionarse y producir novedosas formas culturales, siendo esencial la generación de un diálogo fluido entre lo digital y lo presencial. “Estamos en pleno proceso de evaluación y planeando una nueva estrategia que nos permita afrontar el futuro con la garantía de que la Cultura sea un referente para diseñar la ciudad que queremos, para que el talento y la creatividad estén al servicio de un municipio que quiere volver a despegar”, señaló González.

En esta línea, el área sigue acortando plazos para acelerar el pago a proveedores y las subvenciones en el ámbito cultural. También se estudia la convocatoria de ayudas para artistas, proyectos e instituciones con el fin de impulsar la capacidad creativa existente para que sea un motor esencial para la salida de la crisis.  Entre las novedades que el área ha emprendido, está el diseño de una plataforma digital que facilite la relación entre administración y el mundo de la cultura en general, que, además, propicie un mejor conocimiento de la oferta artística en el municipio y a modo de cartera de servicios se apoye a la solidez del tejido artístico. La misma también servirá para generar sinergias entre los propios creadores y ahora que no habrá público es momento para la creación. 

En el medio plazo, se trabaja en un plan de branding para la marca Puerto de la Cruz Cultura, un mapeo que ayude a situar los espacios del sector creativo de la ciudad y el desarrollo de una carta de derechos culturales para la ciudadanía, “un hito que nos permitirá ser una sociedad mejor formada y más desarrollada para afrontar los retos del futuro”.

En este punto, se está trabajando desde dos prismas y un escenario: un ámbito que se sitúa en la innovación social y la inteligencia colectiva como espacio para la participación y el conocimiento y, por otro lado, el enfoque de lo conceptual que propone una visión de la cultura como un espacio amplio sustentada sobre la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “No nos cabe ninguna duda de que la cultura es un elemento transversal en relación con los ámbitos turísticos, social y medioambiental que ayudará a potenciar los elementos identitarios de nuestra ciudad desde una visión universal”.

Por ello, la apuesta del área por los eventos y festivales de reconocido prestigio, así como el hecho de propiciar nuevos encuentros, deben sustentarse en una base de cultura cultivada en la que es fundamental la generación de público. “Estos dos puntos de vista nos adentra en una visión mucho más amplia y realista de la cadena de valor que se da desde la investigación, la formación, la distribución, la producción y la exhibición y donde las personas que forman parte de la misma sean consumidores, participantes y creativos”, explica el alcalde Marco González.

Desde hace ya unos años, la cultura en la ciudad se ha definido por el empuje participativo que ha llevado a conformar plataformas que coprotagonizan la actividad cultural. “Vamos a profundizar en esta idea de que la participación es el motor que nos lleva a compartir un marco de acción cultural que defina al municipio”. Por ello y desde esta participación abierta no sólo a los artistas y creativos, sino también al entramado empresarial y comercial, así como a la ciudadanía en general que tiene como objetivo convertir a Puerto de la Cruz en una ciudad viva y abierta, cosmopolita y de vanguardia, que cuida de sus tradiciones y que es, a la vez, un laboratorio de ideas que tienen que ser compartidas por la masa social que conforma la identidad de la ciudad. 

“La cultura en estos momentos tan duros ha sido el salvavidas de nuestra sociedad que ha recurrido a la literatura, al cine y a la música, incluso a las artes plásticas, para resistir al confinamiento y que ha puesto de manifiesto la necesidad del ser humano para relacionarse tanto consigo mismo como en sociedad, donde la creación artística en todas sus facetas ha servido como nexo de unión imprescindible”.