Buscar
02:29h. jueves, 05 de agosto de 2021

Puerto de la Cruz celebra la 22º edición del Beñesmén que llega cargado de historia y de arte para los y las más pequeñas

Este jueves se daba el pistoletazo de salida a una nueva edición del Beñesmén portuense, todo un catálogo de actividades para los más jóvenes de la casa que como siempre protagoniza nuestra historia más ancestral que desde el Museo Arqueológico muestran con la ilusión y la energía del primer día. 

foto beñesmen 2021_Fotor
Los valores patrimoniales y educacionales protagonizan un campamento infantil dedicado al Arte Indígena Canario

En esta edición número 22 el tema propuesto es el Arte Indígena Canario, a través de las tres formas principales de expresión artística que se desarrollaron en el Archipiélago durante esa época: los grabados rupestres, la pintura parietal y la escultura. Dónde se localizan, cómo se realizan, los motivos que se representan, y cuál es su significado cultural, constituyen los objetivos formativos, para, finalmente, dar a conocer la función vital que tuvieron estas obras en el modo de vida desarrollado por los antepasados.

El alcalde de la ciudad Marco González junto con el concejal responsable del Museo Arqueológico Alberto Castilla, se dieron cita para acompañar a los y las más pequeñas en este primer día de una actividad señera en la ciudad y que pone en valor el patrimonio etnográfico del municipio que encarna el Museo Arqueológico. “Una apuesta que todos los años se desarrolla con éxito de generación en generación y que forman parte también de nuestras Grandes Fiestas de Julio”. 

El Beñesmén es una acción de continuidad anual y de carácter formativo, orientada en exclusividad al sector infantil local, que tiene lugar cada verano durante el mes de julio. “Coincidiendo con nuestras fiestas de Julio, se imparte en forma de talleres lúdico – didácticos diferentes, aunados en cada edición bajo un mismo tema de la etapa indígena canaria”, remarcó el concejal Castilla. 

Siendo su fin último cultivar la educación patrimonial entre niños y niñas adaptándose a la capacidad intelectual y nivel de conocimientos de los participantes, con esta acción el personal del Museo pretende mostrar de forma amena y eminentemente práctica el modo de vida de esos antepasados insulares, con el objetivo de contribuir al propio enriquecimiento cultural, así como para aprender a valorarla y amarla, fomentado de esta manera la toma de conciencia por la protección y conservación de nuestro Patrimonio Arqueológico.

En definitiva, el Beñesmén es una herramienta de aprendizaje del valor cultural y social que en la actualidad poseen manifestaciones artísticas, al ser parte significativa de las señas de identidad que distinguen a un pueblo como Puerto de la Cruz. El alcalde incidió en la apuesta que significa el Beñesmén “para fomentar la creatividad, sensibilidad y expresión artística entre los y las niñas, como modo de desarrollo personal y una excelente alternativa de ocio para este verano que ahora comienzan”.