Buscar
08:34h. viernes, 17 de septiembre de 2021

Puerto de la Cruz renueva el colector de saneamiento de Punta Brava

Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio de suministro de agua y saneamiento Aqualia han dado por finalizados los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo para la red de saneamiento de Punta Brava.

Colector punta brava 3_Fotor
La ejecución de los trabajos se encuentra dentro del plan de mantenimiento preventivo anual, que se ejecuta en los meses de verano

Estos se han centrado en el colector situado en el litoral de Punta Brava que discurre por las zonas de El Caletón y Playa Chica, el cual se encuentra suspendido salvando la orografía de la zona, estando expuesto a condiciones ambientales agresivas como son el mar y el sol. 

“La renovación de la red está contemplada dentro de las labores de conservación y mantenimiento de la red de alcantarillado de la ciudad, y se han ejecutado en los meses del verano, al ser los más favorables para realizar estas tareas, pues las mareas son más largas y calmadas y el clima es más estable”, explica Marco González, alcalde de la ciudad.

En total, se han sustituido 7 tramos del colector suspendidos, 42 metros de conductos, distribuidos por las zonas de litoral de Punta Brava. El resto de tramos del colector que aún presentan un buen estado de conservación, se les ha aplicado pintura anticorrosiva. Además, se han reparado fisuras en algunos pozos de registro y se han pintado todas las tapas de registro de los mismos. Durante las labores de mantenimiento, los operarios de Aqualia detectaron que en varias acometidas verticales de algunos vecinos se encontraban en mal estado, las cuales, aprovechando la actuación, fueron reparadas de inmediato. 

No obstante, Ayuntamiento y empresa han detectado que, durante la ejecución de los trabajos, fueron encontrados grandes cantidades de residuos “que en ocasiones se tiran al inodoro y a los desagües domésticos y que llegan al alcantarillado urbano, provocando importantes daños ambientales y económicos”, añadió la concejala de Bienestar comunitario Flora Perera.

Especialmente problemáticas son las toallitas higiénicas de un solo uso, que no se descomponen en contacto con el líquido como la celulosa de la que está hecho el papel higiénico, que tampoco debería arrojarse al inodoro, y mucho menos las mascarillas. “En este caso, siempre deberán depositarse en el contenedor de restos para su posterior eliminación”, recalcó la concejala responsable Flora Perera. El municipio, por tanto, seguirá con las campañas de concienciación medioambiental que viene realizando tanto en colegios como en otros entornos para erradicar este problema que tantos daños causa al medio ambiente y también a la economía.