Buscar
07:45h. viernes, 17 de septiembre de 2021

Solicitan al Cabildo la intervención en la Ladera de Martiánez de Puerto de la Cruz

Tras las jornadas celebradas en la Escuela de Sostenibilidad municipal sobre la Ladera de Martiánez, las ponencias y discusiones dieron lugar a varias propuestas de mejora de la zona.

Ladera de Martiánez
Ciudad Sostenible sigue trabajando en las acciones fruto de la Escuela de Sostenibilidad

Una de ellas ponía el foco en la necesidad de abordar el acondicionamiento del espacio, que presenta actualmente un alto impacto asociado a diversas actividades de uso público que generan residuos acumulados a lo largo de la Ladera. 

Dados los reclamos tanto técnicos como ciudadanos, el área de Ciudad Sostenible realizó una visita a la Ladera junto a personal técnico del Cabildo para valorar el estado del espacio. En ella, quedó patente la necesidad de conservación, mantenimiento y mejora de   la gran variedad de valores patrimoniales que confluyen en la Ladera de Martiánez, y que han dado lugar a su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Zona Arqueológica. 

Para ello el área de Ciudad Sostenible ha solicitado oficialmente la intervención del área de Patrimonio del Cabildo de Tenerife, propietaria de parte del espacio. “La finalidad de la actuación solicitada es la de llevar a cabo la limpieza y mantenimiento de un espacio de gran valor patrimonial y de gran potencial paisajístico, que actúa como zona de atracción para la ciudadanía y visitantes de la ciudad, y que no está incluida en la zona objeto de actuación de las empresas concesionarias encargadas de la limpieza viaria y recogida de residuos municipales”, comenta el concejal David Hernández. 

La limpieza consistirá en la retirada de los residuos acumulados a lo largo del escarpe de la Ladera y el Acantilado de Martiánez, en el espacio entre el Camino de las Cabras y la curva de la Carretera del Este (TF-31), a la altura de la Estación Depuradora del Sector 6. Tras la visita, el Cabildo se ha comprometido a reactivar el sistema de riego automático instalado en 2014 tras los desprendimientos, y que dejó de funcionar un año después. 

Además, informa Hernández, “se está realizando un estudio detallado con personal técnico municipal para las futuras actuaciones y usos de este BIC portuense”. Para este estudio, se está contando con el trabajo del personal técnico del área, el personal del Plan de Empleo y el asesoramiento técnico del área de Patrimonio del Cabildo.