');
Buscar
lunes, 22 de abril de 2024 00:17h.

"La turismofobia puede tener graves consecuencias para la economía y el empleo de las islas"

La Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Santa Cruz de Tenerife rechaza la campaña de turismofobia, “orquestada” por grupos minoritarios, que tuvo lugar hace unos días sorprendiendo a los turistas que llegaban al aeropuerto Reina Sofía, en el sur de Tenerife. Una acción aislada, pero cuya repercusión en el sector puede tener graves consecuencias.

Turisfobia 01
La Cámara de Comercio advierte que la turismofobia puede tener “graves” consecuencias para la economía y el empleo de las islas

Para Santiago Sesé, presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, es una “auténtica temeridad” que se produzcan hechos de tal magnitud. “El problema de este tipo de acciones es que no se quedan aquí, traspasan fronteras y calan en los países de origen. Esta idea de rechazo, del no al turista pone en riesgo nuestra economía y traslada una visión de la sociedad canaria que no se ajusta a la realidad”, señala el máximo responsable de la institución.

Actualmente, el turismo representa el 35% del PIB canario y el 40% del empleo, siendo por lo tanto el principal motor económico de Canarias.

Desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife se insta a las instituciones públicas a abordar urgentemente esta situación con la finalidad de evitar que proliferen mensajes equivocados sobre Canarias y su excelencia como destino turístico. “Las Islas afrontan actualmente el reto de mantener la industria turística dentro de los parámetros de sostenibilidad cada vez más exigidos por los visitantes, se están poniendo las bases para ello y creemos que estos mensajes solo sirven para confundir y crear rechazo”, añade Sesé.

Mensajes con una repercusión y unos efectos incalculables que, a pesar de sustentarse en datos y valoraciones sin ningún tipo de fundamento económico, dado su sensacionalismo y populismo son magnificados y difundidos sin medir sus consecuencias.

Hacia un nuevo modelo turístico

La institución cameral reconoce que hay que reflexionar sobre el modelo turístico, actuando para mitigar los efectos que la llegada de turistas supone para las islas. Un reto que pasa por planificar y ordenar el sector, regulando los efectos no deseados que este pudiera generar con impactos como los que está suponiendo un alquiler vacacional que ha experimentado un crecimiento exponencial tras la pandemia, sin ningún tipo de control hasta el momento. “Regular esta actividad en cantidad y también en calidad repercutirá en beneficio del conjunto de las actividades turísticas y del destino y por eso desde la Cámara estamos confiados en la regulación que en estos momentos está abordando el ejecutivo regional”, señala Santiago Sesé.

Una planificación que también pasa por invertir en infraestructuras, manteniendo en condiciones óptimas las que están y construyendo otras que permitan ser más sostenibles. “Tenemos que apostar por energías de transición y por las renovables, a la vez que modernizamos toda nuestra red de almacenamiento y distribución energética para ser cada vez menos dependientes y más sostenibles”, puntualiza el presidente cameral. Del mismo modo, desde la Cámara también se apunta a la “urgencia” que requiere la emergencia hídrica actual siendo necesaria una fuerte inyección económica en infraestructuras hidráulicas.

En lo que respecta a la emergencia habitacional, en la que influyen múltiples factores socioeconómicos, Santiago Sesé aboga por iniciar políticas de reactivación de los planes de vivienda pública. “En esta materia es necesario agilizar los trámites para favorecer la creación de  vivienda pública y privada para lo cual no solo habrá que buscar recursos, sino agilizar los procedimientos de planificación que, en estos momentos, están impidiendo que la oferta se adecue a la demanda”, añade.

Más inversión planificada a largo plazo

Desde la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Santa Cruz de Tenerife es “vital” contar con datos reales y objetivos antes de emitir juicios que puedan poner en grave riesgo la economía, y, por lo tanto, el futuro de Canarias y sus ciudadanos.

“Es recurrente echarle la culpa al turismo de forma generalizada, sin ser conscientes de que los déficits y los problemas que estamos teniendo son por falta de planificación y de inversión en nuestras infraestructuras esenciales”, apunta el presidente de la Cámara. A lo que añade que “los canarios deberíamos valorar la actividad turística y lo que esta supone para la economía y el empleo de las islas”.

Además, el presidente de la institución señala la necesidad de planificar y ordenar las actividades que no cumplen con los estándares de calidad, como asignatura de obligado cumplimiento. “Somos un destino turístico de excelencia y para mantener este sello de distinción que nos avala internacionalmente debemos invertir para adecuar el entorno y nuestras infraestructuras a un crecimiento que debe ser sostenible y sostenido en el tiempo”, destaca.

En este sentido, para Santiago Sesé es necesario medir y delimitar la capacidad de carga del territorio, de los recursos naturales y de los servicios públicos esenciales de las Islas. Un estudio pormenorizado que permitirá conocer las cuantías necesarias para invertir el dinero, que vía impuestos genera esta actividad de forma directa e indirecta, en el destino y en las infraestructuras esenciales garantizando la calidad de vida de los ciudadanos de las islas y de los turistas que nos visitan. “Favorecer este círculo virtuoso con planificación y control desde el ámbito privado y público es tarea de todos y tenemos mucho por hacer”, concluye el máximo responsable de la institución.