Buscar
martes, 16 de agosto de 2022 13:47h.

Canarias lidera la recuperación turística nacional esta primavera y entra con un optimismo contenido en sus ‘meses valle’

Canarias ha arrancado esta primavera como la locomotora de mejora del turismo nacional, tras cerrar una Semana Santa con una media de ocupación hotelera que supera el 85%, el primer periodo vacacional sin restricciones desde el inicio de la pandemia de COVID-19, hace ya dos años. 

Ashotel 143(1)
PwC y Ashotel presentan en Tenerife las claves canarias del informe ‘Smart Observatory’ de esta temporada, elaborado por la consultora internacional y por la Confederación Española de Hoteles

Esta mejora se refleja, entre otros indicadores, en un incremento de los precios en torno al 110% con respecto a 2019 y en unas previsiones de ocupación media de los tres meses del primer trimestre que superan el 75% con respecto al mismo periodo de 2019, por encima de la media nacional (68%). Son datos del informe Smart Observatory, elaborado por la consultora internacional PwC y la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) para esta primavera 2022.

Las claves canarias de este informe se presentaron esta mañana en rueda de prensa en la capital tinerfeña, con la intervención del presidente de Ashotel y de CEHAT, Jorge Marichal, y el socio responsable de Turismo de PwC, Cayetano Soler.

El informe se basa en los resultados del índice Smart Observatory, que analiza la evolución de la industria hotelera en España y permite identificar las tendencias del sector para los próximos tres meses. El citado índice se obtiene a través de un marco metodológico que incluye el entorno macroeconómico, la situación sanitaria, las variaciones de los flujos turísticos, el sentimiento del turista en los canales digitales, la intención de viaje y la tendencia futura de la demanda. El análisis concluye que las perspectivas para esta primavera 2022 son esperanzadoras, con un índice de 0,8 puntos, 2,5 veces superior al de la primavera 2021 (0,32) y 17 puntos superior al del invierno 2020-2021 (0,63). En el caso de Canarias, es seguro mayor al índice nacional, como consecuencia del impacto mayor de los índices de ADR (110%), RevPar (82%), niveles de comercialización del inventario, niveles de intención de viaje, sentimiento positivo y desarrollo del canal directo de venta.

Entre los indicadores positivos en clave canaria destaca en este informe un RevPar (Revenue per Available Room) o ingresos por habitación disponible del 82%, respecto a la base 100 de 2019, frente al 68% nacional. Este indicador se usa para medir la rentabilidad que tiene un hotel durante periodos de tiempo determinados, el porcentaje de habitaciones ocupadas y la ganancia obtenida, pero sin tener en cuenta los costes generales que tiene la empresa.

En cuanto a la comercialización, Canarias es también el destino que más ha mejorado en su contribución al canal directo, lo que ha permitido dar respuesta a los niveles actuales de movilidad aérea, menores a los que se disponían en 2019. A nivel nacional, se ha recuperado un nivel de conectividad aérea del 76% respecto a 2019, mientras que en Canarias este porcentaje es del 88% (93.594 operaciones, frente a las 105.807 a nivel nacional). Este canal directo en términos nacionales cobra fuerza tras la pandemia y aumenta los ingresos en cartera para esta primavera, gracias a la mejora del ADR (Average Daily Rate o Tarifa Media Diaria) y la reducción de las cancelaciones.

Este indicador se calcula dividiendo los ingresos por habitación entre habitaciones vendidas y permite que las empresas midan el rendimiento del establecimiento alojativo. Además, los niveles de comercialización para todos los meses de primavera, objeto del estudio, son mejores que en 2019, con un inventario medio vendido en el primer trimestre del 45,5% a 31 de marzo de 2022, que con la mejora de precios, por encima del 110%, va a permitir conseguir unos ingresos similares a 2019, muy por encima del resto de destinos nacionales que presentan un nivel de inventario vendido del 33% y una mejora del precio a niveles del 2019.

Respecto a los principales países emisores de turismo a Canarias, todavía presentan en este primer trimestre unos niveles bajos de recuperación turística los dos principales de ámbito internacional, si los comparamos contra el número de turistas, en estas mismas fechas en 2019: el alemán (64%), el británico (75,5%) y el nacional (91%). Presenta muy buena recuperación, por encima de 2019, el mercado francés (122%) y el de Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) (100,2%). Los países nórdicos e Italia están en niveles medios por encima del 80% y los turistas provenientes de otros mercados han superado a 2019 en estas fechas. Si se compara con el resto de los destinos nacionales, Canarias presenta unos niveles de recuperación mejores que el turismo nacional en los tres principales países emisores: alemán (64% frente al 61% nacional), británico (75,5% frente al 62% nacional) y francés (122% frente al 88%)

Junto a todos estos indicadores positivos, el informe también destaca que el sentimiento e intención de viaje hacia Canarias ha sido clave para la recuperación y mejora del sector y dibuja un panorama positivo para el destino estos meses.

A pesar de estos buenos datos, el sector en Canarias avanza con optimismo contenido hacia sus meses valle, su temporada baja por tradición (después de Semana Santa y hasta comienzos de julio). El entorno macroeconómico continúa protagonizado por la incertidumbre que genera la guerra en Ucrania, una circunstancia que afecta al poder adquisitivo de los turistas, modera el crecimiento de los países europeos y empeora las previsiones de desempleo. Asimismo, el desabastecimiento energético impulsa la subida de precios desde el inicio de este año.  Además, no hay que perder de vista la situación sanitaria, ya que el aumento de los casos COVID-19 en algunos de los países emisores vuelve a poner el foco en los contagios y en el riesgo de una séptima ola que impacte en el turismo. 

 

Perspectivas nacionales

El informe identifica, a través de una retrospectiva sectorial, cómo han variado los flujos turísticos en los últimos tres meses y qué tendencias se observan. De este modo, señala que durante el primer trimestre de 2022 España retrocedió en la recuperación del sector hotelero −golpeado en un primer momento por la variante ómicron en enero y, a partir de marzo, por el conflicto en Ucrania−, lo que se ha traducido en una merma del turismo nacional, que llegó a alcanzar los niveles de 2019. Por contra, el análisis apunta que el turismo internacional mantiene su crecimiento soportado por los Países Bajos y los mercados minoritarios.

El informe también analiza el llamado sentimiento del turista, es decir, los atributos y valores que subyacen en los comentarios y reseñas que el viajero genera en los canales digitales. De esta forma, ante la eliminación de las restricciones sanitarias, el sentimiento del turista británico hacia España se ve impulsado, pero el sentimiento español se ve resentido por la subida de precios en estos primeros meses del año.

También se mide la intención de viaje, a través de las búsquedas futuras de orígenes y destinos que realizan los turistas, con el fin de poder disponer de una orden de magnitud comparable entre los distintos periodos de tiempo. Así, la intención de viajar internacionalmente crece con respecto a 2019, a medida que se iba superando la sexta ola; también crece la intención de viajar a España, un deseo liderado por los Países Bajos y los nórdicos. No es el caso del Reino Unido, que sigue lejos del valor de 2019, a pesar del buen sentimiento hacia España.

Dicha intención de viaje se ve reflejada en las reservas para los próximos meses, que superan ligeramente a las de 2019 durante las mismas fechas en todas las comunidades autónomas, a excepción de Cataluña, en donde la recuperación está siendo más moderada. No obstante, la preocupación por la guerra en Ucrania y nuevas olas provocan cierta inestabilidad en el sector, con un porcentaje de cancelaciones superior a 2019, aunque muy por debajo de los valores de 2021.

Cayetano Soler avanzó que continúa la recuperación de la industria turística, a pesar de las nuevas incertidumbres a nivel global que se presentan. “El sentimiento y las ganas por viajar, en concreto al destino canario, y la recuperación de los principales países emisores, especialmente británico y nacional y nuevos mercados, como el nórdico y Benelux, nos permiten afirmar que estamos en la senda positiva de mejora y consolidación del sector”, afirma.

No obstante, hay algunos aspectos que se deben vigilar, añade Soler, como pueden ser, principalmente, las variables macroeconómicas, la inflación y los tipos de interés, que pueden condicionar esta recuperación del mercado nacional, el impacto de la inestabilidad europea por el conflicto bélico, que afecta a países como Alemania y nórdicos y, por último, las variables macro del mercado inglés, recuperación de la movilidad aérea y tipo de interés y cambio que puede ralentizar el impulso del mercado británico.

 

22042022-RP-Ashotel-PwC-Smart-Observatory-3-1536x1152(1)

Por su parte, Jorge Marichal hizo énfasis en que el sentimiento y las ganas de viajar son actualmente un valor muy destacable, a pesar de la incertidumbre del panorama internacional en Europa, los altos precios de la energía y la inflación. “Canarias, como locomotora de esta recuperación en el ámbito nacional, tira del índice global de este informe; en precios estamos ya a niveles de 2019 y solo queda recuperar un poquito en porcentajes medios de ocupación”, explicó.

En cuanto a la comercialización, Marichal apuntó también que a pesar de que en el ámbito nacional se han incrementado los niveles de la venta directa, en el caso de Canarias o también de Baleares, destinos insulares y muy dependientes de la conectividad aérea, el canal del paquete cerrado con turoperador ha crecido, debido también a las distancias más largas y la propia incertidumbre del escenario geopolítico en Europa.