Buscar
jueves, 20 de junio de 2024 21:55h.

David Pérez: "De ninguna manera el Alquiler Vacacional es la causa de los problemas actuales en el turismo"

En este momento experimentamos un auge turístico casi absoluto. Se trata de una industria en constante crecimiento, aunque con matices naturales que surgen debido a la importancia de este sector. Algunos grupos han tratado de frenar este desarrollo, imponiendo obstáculos, pero las autoridades turísticas se esfuerzan por mantener el equilibrio en la contratación hotelera, a fin de que Tenerife conserve su cuota turística.

David Perez, CEO Turismo Tenerife
David Pérez: "El alquiler vacacional es una modalidad que ha venido para quedarse"

David Pérez, exconsejero delegado de Turismo de Tenerife y también exconcejal de turismo en Arona, cuenta con una experiencia de 10 años en el sector de la touroperación, así como en la gestión hotelera y de departamentos comerciales. Su trayectoria lo convierte en una autoridad en lo que respecta al merchandising turístico, ocupación y aspectos políticos relacionados con los cargos que ha desempeñado. Hoy comparte su visión sobre el estado actual del turismo y la forma en que este sector se está desarrollando.

¿Qué opinión tienen del Alquiler Vacacional, que mucha gente dice que es la causa de los problemas que tiene el Turismo en la actualidad?

"De ninguna manera el alquiler vacacional es la causa de los problemas actuales en el turismo. Es una modalidad en crecimiento que ha encontrado su lugar en el mercado. Sin embargo, el aumento descontrolado en la oferta de plazas turísticas, sin una regulación efectiva para equilibrar la actividad tradicional con esta nueva modalidad, ha generado problemas. Es esencial implementar una normativa eficiente que garantice la sostenibilidad y la armonización entre ambas formas de alojamiento para evitar conflictos en el sector”.

 

¿Cree usted que estamos creciendo sin control, y que puede llegar un colapso general?

 

"Creo firmemente en esto porque nunca hemos definido cuál es la capacidad de carga de nuestro modelo turístico insular, que difiere de un enfoque regional. Por lo tanto, ninguna norma canaria podrá satisfacer la planificación específica que cada isla y destino necesitan para su continuo desarrollo. Cuando menciono desarrollo, no me refiero únicamente a la creación de nuevas plazas; existen diversas formas de desarrollo turístico. La falta de una capacidad de carga claramente definida impide nuestra capacidad de planificación. Es crucial planificar no solo en términos de la cadena de valor, sino también en relación con aspectos como vivienda pública, recursos humanos, movilidad, redes viales, infraestructura aeroportuaria y otros muchos factores que son esenciales para la planificación y para aliviar la situación actual.
Una vez se defina una capacidad de carga razonable y sostenible para destinos como Tenerife, podremos planificar y mejorar nuestro exitoso modelo turístico".

 

¿Por qué en Tenerife hay quien no quiere más el turismo? Se han visto pancartas en las manifestaciones que ponen la leyenda "Mi miseria es tu Paraíso"

 

"No soy experto en temas sociales ni económicos. Sin embargo, en Tenerife, se observa un notable índice de desigualdad y pobreza. El turismo representa la principal industria en esta región y ha sido fundamental para nuestro desarrollo y nuestra identidad actual, especialmente en el Sur de Tenerife, donde previamente la comodidad y el progreso eran escasos. Aunque es evidente que debemos continuar trabajando en mejorar este panorama, las pancartas que denuncian al turismo como origen de miseria no reflejan completamente la realidad. Considero que esto puede ser el sentir de una minoría poco informada".

"Es crucial mejorar la redistribución de la riqueza generada por el turismo. Durante nuestra etapa turística en Tenerife, dimos importancia al patrimonio, la gastronomía y el entorno natural con el objetivo de extender los beneficios del turismo a todas las localidades, y no solo a los complejos hoteleros. Existieron y aún existen otras vías para lograr una redistribución más equitativa de la riqueza, involucrando a otras áreas y administraciones en la promoción y mejora de esta distribución económica".

"Por un lado, se debe tener en cuenta que el turismo aporta un 35% al PIB insular, casi el doble de manera indirecta. Recuerdo situaciones muy diferentes de varios colectivos y empresas durante el cierre turístico, no solo aquellos que formaban parte directamente de la cadena de valor del turismo. Me refiero a talleres mecánicos que trabajan con autobuses turísticos, a los taxistas, los repartidores de suministros a hoteles e incluso granjas avícolas cuya producción de huevos se vio afectada por la falta de consumo en hoteles, lo que también supuso un problema para el turismo".


"Esta realidad no se limita únicamente a la zona Sur, Puerto de la Cruz o los Cruceros de Santa Cruz. Indirectamente, el turismo aporta significativamente a la sociedad canaria a través del IGIC, generando ingresos sustanciales que fluirán directamente hacia los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma, destinados a sanidad y educación.
Si bien todo es susceptible de mejora, la imagen que proyectamos no es la más favorable ante nuestros principales mercados europeos. Tanto en España como en Europa, comienzan a surgir movimientos similares, lo que señala la necesidad de estudiar detenidamente la capacidad de carga para planificar un turismo sostenible a largo plazo".

 

¿Qué proyecto se tiene para acabar en este momento en dar una solución contra el turismo masivo?

 

"No, en realidad no. En mi opinión, considero que es crucial sentarse a dialogar y reflexionar de manera calmada, evitando la confrontación, especialmente después de disputas políticas. Creo que es fundamental que la sociedad civil en general, junto con los actores de la industria turística y las autoridades pertinentes, se reúnan para discutir cómo enfocar nuestro modelo turístico y encontrar soluciones efectivas. Un ejemplo destacado es que hasta ahora, el proyecto piloto de una tasa de 5 euros para entrar en Venecia, no ha supuesto una reducción del número de turistas". 

"En mi opinión, cualquier medida, como la implementación de una ecotasa, debe surgir a través del consenso, y no a través de decisiones unilaterales. Creo que si se considera alguna medida, debe ser fruto de un acuerdo entre todas las partes. En resumen, es evidente que la capacidad de carga del destino es crucial para garantizar la sostenibilidad, y es necesario establecer normas claras para gestionar de manera efectiva y equilibrada el flujo de visitantes."