Buscar
viernes, 21 de junio de 2024 14:45h.

Los hoteles tinerfeños prevén ocupaciones medias del 85% en Semana Santa

Los establecimientos hoteleros y extrahoteleros tinerfeños estiman alcanzar una ocupación media del 85% durante esta Semana Santa (del 26 de marzo al 1 de abril), dos puntos porcentuales menos que el mismo periodo del año pasado, según la encuesta de previsión de ocupación que realiza puntualmente la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel.

ARONA PLAYA DE LAS AMERICAS
La previsión para el sur de la Isla se sitúa en el 88% de ocupación

Mientras en la zona sur de Tenerife se prevé una ocupación del 88%, un punto menos con respecto a la ocupación real de 2017, en el norte se estima una media del 80%, una caída de 6 puntos con respecto a la Semana Santa anterior, aunque es importante tener en cuenta que en 2017 este periodo festivo se situó en otro mes, la segunda semana de abril (del 10 al 16). Por su parte, la capital tinerfeña prevé unas ocupaciones medias siete puntos más bajas (66%) frente a la ocupación real del mismo periodo del año pasado.

Respecto al resto de islas de la provincia tinerfeña, el comportamiento de ligera caída de Tenerife se reproduce también en La Palma, donde las ocupaciones medias se sitúan en el 83%, frente al 91% de ocupación real del año pasado.

Mientras, en La Gomera estas fechas son excelentes y este año la ocupación se sitúa en el 99%, 6 puntos por encima que la ocupación real de la Semana Santa de 2017. Este mismo comportamiento positivo lo experimenta la isla de El Hierro, que prácticamente tiene ya el cartel de lleno, con otro 99%, frente a previsiones de años anteriores, que rondaban siempre el 85%.

El comportamiento de caída de islas como Tenerife y La Palma se debe a que destinos tradicionalmente competidores como Turquía y Grecia llevan unos meses con una recuperación de turistas muy importante, con cifras de incremento de hasta dos dígitos. 2017 fue para Canarias el mejor año de este ciclo postcrisis y es muy posible que, aunque las ocupaciones sean buenas, no se repitan las cifras de pernoctaciones del año pasado.