Buscar
00:10h. domingo, 13 de junio de 2021

"Sin las vacunas no llegaremos a ningún sitio"

Hay un desaliento casi generalizado en el horizonte turístico, no se vislumbra nada que sea efectivo, solo son o parece que se den palos al agua, después de ver como todo lo que en su momento se ha dicho sobre este gran parón del turismo y las bandadas que estamos dando con la consecución a que vuelvan a venir a Canarias. Todo pasa por la seguridad sanitaria que tengamos hacia el exterior, por los PCR, por los controles de aeropuertos y aduanas, y sin lugar a dudas por las vacunas. D. Carlos Magdalena es un empresario de la restauración, presidente de las PYMES de Sur, conocedor de la opinión popular sobre esta pandemia que ha dejado al sector casi aniquilado.

Carlos Magdalena 63_Fotor
Carlos Magdalena, Presidente de las Pymes del Sur

La ciudadanía tiene una total confusión actualmente al no saber el calendario de vacunas en Canarias. ¿Sin vacunación el turismo queda anclado?

No cabe la menor duda de que ese va a ser el resultado de no tener claro de cómo va a ser el catálogo de esas vacunaciones de que tanto se habla y de lo que tanto hemos esperado.

Está claro que teníamos previsto y así nos lo habían vendido y así lo habíamos comprado de que cuando la vacuna la tuviéramos, tendríamos la solución y podríamos levantar todo esto. La vacuna ha llegado, y el problema sigue estando, pero la vacuna aparece y mañana desaparece, así que en realidad no sabemos cómo será esta cuestión a largo plazo como nos va a afectar y de qué forma, puesto que sin un calendario claro sobre la vacunación la gente va a seguir estando en el limbo, en donde no sabemos cómo vamos a pretender nosotros que la gente que llegue aquí le exijamos nuestro calendario de vacunación y nosotros estemos aún sin vacunar, yo creo que, ya que bastantes dudas nos ofrece la eficacia de la vacuna para que encima sea todo esto informal de por sí.

Es verdad que todo esto va a lastrar el turismo si o si, esto va a ser el resultado final que siempre va a incidir sobre la misma piedra. Hay catálogo claro de vacunaciones ¡NO!, no hay vacunas para todo el mundo, tampoco habrá una recepción de turismo correcto porque entre otras cosas se nos prohibirá por ley, norma o cuestión diciendo que estamos sin vacunar y que somos demasiado vulnerables y que aquí no se puede entrar.

En diferentes Asociaciones hemos hecho bastante hincapié y hemos facilitado al Gobierno alguna que otra posibilidad de vacunación, para que tuvieran otros catálogos diferentes al que ellos tienen y a si tener más posibilidades y así nosotros desde las Empresas hacer un acercamiento a las vacunas y así vacunar a nuestros empleados y a nosotros mismos. No ha sido posible, puesto que parece que son ellos los que quieren tener el control desde su óptica, que por cierto los resultados están a la vista, están fatal.

Muchos empresarios del sector del turismo demandan que parece que se ha entrado en un bucle, ya que muchos hoteles y restauración ponen los precios que cada uno quiere poner, ¿quién regula esto?

Lo cierto es que flaco favor se le hace al dinamismo del turismo y de la gente que recepcionamos, yo creo que esto debe de estar mucho más controlado y que creo que con los tour operadores se tendría que trabajar con una óptica de mucha más exigencia, no soy un experto en esta materia, pero sí entiendo que se le ha dado excesiva manga ancha a los operadores, ellos han tenido la capacidad de negociar hasta la saciedad con el responsable, pero al fin y al cabo creo que es una modalidad diferente cada uno la de ordeñar para sí, y en esto se debería de suplantar un sistema que permita a quien recepcione (en este caso nosotros) a los hoteles que tengan unos precios ya establecidos de acuerdo a su capacidad a sus estrellas, y que eso sea inamovible innegociable porque si no se puede aumentar el todo incluido y todas esas cosas porque al fin y al cabo vamos solo a llenar los establecimientos con lo que habíamos negociado, y yo creo que esto habría que plantearlo de otra forma.

Ese efecto que se tiene al no saber exactamente cuándo se podrá abrir los establecimientos hoteleros, crea un gran recelo de que se pueda perder el verano.

Somos un amplio sector muy crítico que ya tenemos claro que el verano está perdido, porque lo que no se puede es negociar una temporada con quince días de antelación. Lo primero que tenemos que tener es la seguridad de que la vacuna funcione, y si no funciona o si funcione, pero que la tengamos puesta, así que si este catálogo no se ha cerrado, no pretendamos que se abra el catálogo del verano, porque una vez más, cuando se vaya a negociar con los Operadores y toda esta gente eso será para que llegue el turismo como el carnet de identidad que habrá que demostrar que el periodo de vacunación se ha cumplido y que todos los protocolos están en regla, para que podamos estar aptos para recepcionar turismo.

Qué es lo que pasa, que si los Países entienden que si nosotros no estamos preparados, desde luego no nos mandaran turismo por mandar. Es verdad que nosotros en veranos somos más de turismo Nacional, aunque hoy tenemos a España cerrada en muchas provincias entre ellas no se pueden ni visitar. Esto es un caos y tenemos claro que el verano lo tenemos perdido, tendremos a la gente local, pero seguiremos arrastrando el ala sin lugar a dudas porque venimos lesionados de todo esto anteriormente.

El suceso de las "Raíces" con los inmigrantes ha pasado a ser un toque negativo para el turismo Europeo por la mala política que ha hecho el Gobierno Canario sobre este tema.

Sin lugar a dudas eso es un déficit absolutamente notorio, desde la política Nacional y la política Autónoma. El pueblo aquí tiene mucho que decir, aunque en verdad parece que a nadie le interesa, porque por mucho que nos empeñemos de que tenemos derecho a opinar y otras cosas, deberíamos de reflexionar a quien le interesa nuestra opinión. A mi juicio falta todo por hacer, no cabe la menor duda en este tema de la inmigración y lo que en sí es verdad es que las "Raíces" no se deben de meter inmigrantes sin ton ni son y tengan que estar perpetuados en el tiempo. Tengo claro que no se pueden mandar a Europa como ellos demandan porque mandarlo a Europa ahora mismo sería convertir a Canarias en un corredor en un pasaporte continuo, pero la verdad es que esta gente igual que llega habrá que devolverlos, hay leyes para eso, es trabajo de los políticos que todo lo aprovechan para contar lo que les viene en boca para que la ciudadanía tenga en qué pensar.

Nosotros también fuimos inmigrantes, todo esto que vemos nosotros ya lo vivimos en su tiempo, pero yo pienso que los lugares que están para recepcionar a la gente que viene de fuera tiene dos trabajos a hacer una, devolverlos a sus Países de origen y otro si hay mano de obra que se necesite como en su momento se necesitó en Sudamérica y fuimos los canarios, que los contraten y lo hagan, pero lo tengo muy claro es que no podemos ser un corredor de gente para que seamos el "paseíllo" de Europa. Hay que hacer políticas de inmigración con cabeza con mucho raciocinio.

Estas incidencias tendrán siempre una connotación negativa para el turismo, para el lugareño, par el turismo más o menos ecologista, esto será para estos grupos negativos, y es verdad que las diferentes maneras que tiene la prensa de hacer publicidad y noticias de una cosa u otra pueden dañar en mayor o menor medida, pero la realidad es que estas personas están aquí, están en un lugar concreto que no es el apropiado y que insistimos que se deben repatriar a su lugar de origen, y los Estados desarrollados son los que tienen que hacer inversiones multimillonarias en los lugares y pueblos de origen para que esta gente culmine su proyecto.

Esta gente viene aquí poniendo en riesgo su vida para llegar aquí porque allí no tienen nada y nada tienen que perder, entonces si se hace una inversión para ese modelo y que puedan lograr esas políticas sociales que buscan perfecto, no seré yo el que haga leña de ningún árbol caído, me duele ver situaciones de este calado.