Buscar
22:21h. lunes, 27 de septiembre de 2021

El programa Ansina traslada la actividad 'Nuestros guías, los mayores' a Vilaflor

El Cabildo de Tenerife, a través del Programa de Dinamización Sociocultural e Intervención Social Ansina, trasladó la actividad Nuestros guías, los mayores al municipio de Vilaflor. En concreto, la Asociación de la Tercera Edad de Tegueste participó en una ruta cultural por Vilaflor, visitando lugares como la plaza e iglesia de San Pedro, los antiguos lavaderos, la casa solariega de los Soler, el molino El Cubo, o el magnífico ejemplar de pino canario llamado Pino Gordo.

 

Vilaflor-Nuestros guias los mayores 01_Fotor
Un grupo de veteranos del municipio sureño muestra a otros mayores de Tegueste los atractivos históricos y patrimoniales de la localidad

La consejera de Acción Social, Coromoto Yanes, señaló que con esta actividad el Programa Ansina fomenta el enriquecimiento cultural entre los mayores, dando a conocer otros espacios de gran interés que se localizan en diferentes puntos de la Isla, además de favorecer un envejecimiento activo y saludable.

Vilaflor-Nuestros guias los mayores_FotorUn grupo de veteranos del municipio sureño muestra a otros mayores de Tegueste los atractivos históricos y patrimoniales de la localidad

Durante la visita a los lavaderos de El Chorrillo, un grupo de mujeres chasneras rememoraron la tradición y recrearon, ataviadas a la antigua usanza, el trabajo de las lavanderas, esto es, la tarea doméstica del lavado de ropa. Una vez más, correspondió a los mayores voluntarios de la asociación Vilaflor de Chasna ejercer de anfitriones, compartiendo incluso vivencias y anécdotas propias. El itinerario concluyó con la celebración de un almuerzo de amistad.

La actividad Nuestros guías los mayores es una iniciativa enmarcada dentro del Programa Ansina, que depende del Área Social del Cabildo, donde personas mayores de asociaciones se convierten en guías voluntarios y muestran los lugares más emblemáticos de su municipio a otros mayores procedentes de otras localidades. De esta forma, los mayores fomentan el mantenimiento de tradiciones y el conocimiento del patrimonio y la cultura local, así como un envejecimiento activo.