Buscar
12:26h. jueves, 26 de mayo de 2022
Salvador Barnés
Salvador Barnés
Opinión

Nadie quiere ver sus excesos

Con más conchas que un Galápago, con más venas que unas huevas, con más olor que un estercolero, con más delito que Judas, con más decretos contra la Monarquía, que Franco tenía contra el comunismo, es el maremágnum de la opinión política creada por el grupo de este País más arribista que ha entrado en el Congreso. Toda una tormenta política, la que se quiere hacer cara al regreso (corto) del emérito Rey.

Opinión

Concedidos todos los "Oscar" a los abucheos a Sánchez

Es curioso lo que he percibido en estas semanas de viaje que he tenido por algunas capitales de la Autonomía andaluza para ultimar detalles y así confeccionar unos sondeos políticos para una Agencia dedicada a estos menesteres cara a las Elecciones de Andalucía el próximo junio. El momento se presenta muy bueno para la oposición, para esa renovada y esperada derecha que en estos momentos está ganando voluntades que se convertirán en votos y que sin duda pondrá a Moreno de nuevo como Presidente de Andalucía con la particularidad que están trabajando para tener una mayoría absoluta, si es así esto será una fiel avanzadilla de lo que pueda resultar en las Elecciones Generales del 2023, si lo logra, podrán ir diciendo adiós al socialismo andaluz, que ha tenido de verdugo a Pedro Sánchez que no ha sabido conectar con las bases, ni al nivel medio ni a los "respetados" del partido a los cuales los ha llamado ya caducos, todo eso ha ido sumando dejando a las bases huérfanas de líder, ya que el socialismo español mal que les pueda pesar a muchos (pero hay que aceptarlo) desde la transición dieron a España de la mejor forma que se pudo en ese momento una democracia que nadie apostaba por ella, y Felipe abanderó esa nueva forma de entender la política en este País con fama de ser ingobernable.

Opinión

La procesión de los siniestros

No hemos esperado mucho, la procesión ya está formando el Vía Crucis del momento político que atraviesa España, desde su salida del Congreso, se ha formado este cortejo para la vergüenza del sufrido y anillado pueblo español. Vemos cómo va delante él sin "pecado", ahora denominado (sin vergüenza), seguido por el séquito proetarra de Bildu, sin capirote, a cara destapada para que el chusmerio vea el poder que tienen a costa de Sánchez, alias el repartidor. Le siguen los cuatro arribistas republicanos de ERC, abanderados por un individuo llamado Rufian, que va de malo y de "asustaviejas" en esta procesión birria que la cierran los penitentes que abren paso con sus incensarios aromando el ambiente para que haga presencia el elegido y esperado Sánchez.

Opinión

Nadie le pone el "bozal" a Putin

De nada sirve, (por lo que estamos viendo), que Ucrania enarbole la bandera de la Paz y de la libertad ante el oso podrido y sanguinario del Gobierno ruso de Putin, (aunque el pueblo ruso no tiene la culpa de tener un hijo de la gran chingada como Presidente). Pero en verdad nos da vomito cada vez que vemos en los medios al Ministro ruso Sergei Lavroz con esos discurso contaminados de odio y podredumbre como amenaza al mundo, ¿que es lo que  pretende este "payo"? asustar y meter el miedo  a la parroquia europea, y así  ataca y defiende a su amo, y repite lo que el Kremlin le dicta para que la opinión internacional sepa que "existe un gran riesgo de tener la tercera Guerra Mundial.

Opinión

¡¡Aviso a navegantes políticos!!

Pasó el miedo de que viene el coco, el gran susto que tenían los ejecutivos de la política europea, de esos que muchos de ellos no tienen ideales y solo se mueven por el interés y el gran bienestar de sus abultadas cuentas corrientes, todos estos salvadores de Europa han respirado a pulmón abierto al ver que el Presidente francés Macron ha salido reelegido por segunda vez (y última), frenando así ese "terror" propio de viejas asustadas, de corrala y de gente que ya veía si hubiera tenido una derrota Macron el Apocalipsis de este Continente.

 

Opinión

La pretensión de Ceuta y Melilla, y lo que caiga

La jerga popular dice que" el que no tiene nada que hacer con el rabo, mata moscas". Eso es lo que parece, ya que no se tiene nada que arreglar, porque hoy en la villa de "arreglos y apaños monclovita" se ha acuñado un término poniéndose en candelero como la realpolitik, que es el término dado en la concepción de la política basada en factores y circunstancias dadas en un momento determinado, en vez de tener solo nociones ideológicas éticas y morales. Esta palabreja de realpolitik la pusieron en práctica muchos de los peores dictadores iberoamericanos, Somoza, Castro, Trujillo, Pinochet, Stroessner, ahora Maduro y Putin, que está en ese rol de la guerra genocida que se tiene con Ucrania.

Opinión

¡¡ Urge hacer el relevo !!

Si alguien en política se creía que lo había visto todo, era solo una quimera, al ver como solo un político absorbe tantos ideales juntos en una persona y los mezcla, al igual que fuera un aburrido cóctel. Pues de esta forma Sánchez ha mezclado el socialismo particular que él tiene, el comunismo aprovechado por él para gobernar, el que sea un eco de la dictadura de Maduro y los guiños, besos, abrazo constantes que Sánchez hace a los separatistas vascos y catalanes, y como toque final o la guinda del cóctel ejerce el autoritarismo más cerval que tiene hoy la Unión Europea, así que de esta forma embarulla toda su mezcla política de ideas y en ellas se columpia para gobernar.

Opinión

Estamos a años luz de la Moncloa

Que esa definición que algunos pelotas y rastreros hacen, muy propios de aquellos que siempre vieron a las Canarias como vacaciones de "gorra" alardeando que somos unas islas Afortunadas (por esto seguro que no), calentando las orejas y dorándoselas a los Gurús políticos canarios, es algo que ya sabemos desde la oprobiosa dictadura de Franco lo que se ha hecho y dicho de Canarias. La verdad es que se hacen cosas graves que no las piensan si nos pueden perjudicar a algo más de dos millones de españoles que viven en Canarias.

Opinión

¡Mi gozo en un pozo!

Sin ser el lunes de Pasión, si fue el lunes de la esperanza para muchos españoles que creían que al haber un nuevo responsable del PP, Sánchez tendría mejor talante con la oposición que lidera ahora Feijóo, y conseguiría este que Sánchez bajara los impuestos. Núñez Feijóo ha pasado por la Moncloa de puntillas ante el "mago" Sánchez, que de entrada le ha negado que bajará los impuestos que Feijóo pedía, y como todos hemos sabido se ha cerrado en banda a hacerlo. Han sido palabras amables, conversación distendida, buenas caras en donde la hipocresía peina sus derechos, pero Sánchez no justifica nada de esta gigantesca información que nos ocupa sin dar más luz ni solución a la paupérrima economía que tenemos.

Opinión

El sobreviviente

Creo recordar que fueron cuatro jinetes los que empezaron a cabalgar juntos en esta legislatura política de España, (como los cuatro Jinetes del Apocalipsis), aunque en este caso cada uno llevaba su paso, hay quien cogió el trayecto al galope y otros fueron al trote y al paso que es el que llevaba el "macho alfa" Sánchez, así que los otros jinetes se cayeron y se estrellaron en su oscura cabalgada, quedando solo uno Pedro Sánchez que demostró su juego político desde el 10-N del 2019 donde empezó a erigirse en las Elecciones Generales. A los otros jinetes Casado, Iglesias y Rivera los ha apeado de la política y de sus respectivos partidos PP, Podemos y Ciudadanos, el mago Sánchez, con su sonrisa floja ha visto la caída sin red de eso tres dirigentes, que unos se fueron y a otros lo echaron los mismos que le votaron por las torpezas hechas en sus políticas sobre el Covid entre otras.

Opinión

El cuentacuentos

Después de ver la actuación en el Congreso del Presidente Sánchez, simplemente nos viene el recuerdo esa canción de Mina "Parole, parole, parole", cuando oímos la perturbada arenga que nos ofreció al País,  Pedro Sánchez en su semana que ha hecho por Europa, unas veces de segundo en las tertulias y de foto con su presencia casi olvidada, y otra el sacar provecho de la UE logrando que bajen el coste de la energía. Pero así y todo nos aferramos a decir "Parole, Parole, Parole". Con cara de buen chico, sumiso, con voz de novicia, le dijo al Congreso y al País que tenemos que ser buenos, mejores ciudadanos y prudentes en la responsabilidad. Pero a la mayoría de ciudadanos su verbo no "caló", esta crisis económica que tenemos va para algunos años, por muchas muecas de niño bueno que haga y se esfuerce en lo posible para que le crean, pero no lo consigue, su credibilidad está por los suelos.