Buscar
13:28h. jueves, 19 de mayo de 2022

El negociazo de la vivienda que nos condena como sociedad

No se puede hablar de vivienda sin hablar de negocio, y  cuando digo negocio lo digo con mayúsculas, porque no hay mejor empresa hoy y desde hace tiempo que la vivienda por estas latitudes. Fue un negocio muy rentable décadas atrás, para los políticos y sus amigos los empresarios, por el boom inmobiliario y de la construcción, y los pelotazos urbanísticos que se generaron. También lo fue para los bancos que se hartaron a firmar hipotecas a todo el mundo, aún a sabiendas de que muchos no podrían pagarlas, y pareció serlo también, un buen negocio, para una o dos generaciones de canarios que vieron en la construcción una oportunidad de ganar mucho dinero por encima de cualquier formación o estudios. Y bueno, ya sabemos cómo acabó la historia: hipotecas basura, estalla la burbuja, crisis en 2008, austeridad, paro, desahucios hipotecarios y muchas viviendas de vuelta a los bancos. Y la banca que siempre gana una vez rescatada con nuestros impuestos se inventa el asunto de los servicers y los fondos buitre para derivar sus activos inmobiliarios supuestamente tóxicos a otras entidades vinculadas, y comienza otra vez la rueda del negocio.

Sobre cómo se expulsa al canario del mercado laboral en su propia tierra

Habituados últimamente a hablar sobre vivienda, hoy vamos con otro asunto relacionado, el peculiar mercado laboral que tenemos en Canarias, otra de las patas que sustentan la pobreza cronificada de esta tierra. Y la tesis que sostengo es clara: el mercado laboral canario expulsa al residente nacido en Canarias de su propio mercado laboral, como consecuencia de dejar al mercado libre entregado a sus apetitos de apropiación y beneficio y no establecer medidas correctoras y fiscalizadoras. Para entender la veracidad de esta afirmación solo tenemos que fijarnos en nuestro principal sector productivo, el turismo, y hacernos algunas preguntas. La primera: ¿quiénes son los dueños del sector? Desgraciadamente, los dueños del sector turístico no son canarios en su mayoría.

¡Fondos buitre, fuera de Canarias! y otros lemas de guerra

Creo que ya va siendo hora de explicar por qué en las manifestaciones y concentraciones por el derecho a la vivienda en Canarias gritamos ciertos lemas, y no otros. Como este del título, ¡fondos buitre, fuera de Canarias!, ninguno más oportuno, y lo entenderán cuando expliquemos cómo funciona un fondo buitre. Así a bote pronto, diremos que en Canarias tenemos el porcentaje de viviendas en manos de fondos buitre y grandes tenedores más alto de toda España, diremos también que son empresas la mayoría extranjeras de capital de riesgo, que viven de comprar barato en las economías moribundas, para luego vender caro carísimo y cobrarse los beneficios.

Conversaciones con un fondo buitre

Hace ya meses que un fondo buitre presiona judicial y extrajudicialmente a una madre de La Laguna (Tenerife) con dos hijos para que se vayan de la vivienda, y este viernes con permiso de la madre he hablado con este fondo buitre, Global Pantelaria (un fondo buitre vinculado al gigante inmobiliario Cerberus, del que formaron parte el hijo de José María Aznar y la propia Ana Botella, además de alguno de los hijos de Jordi Pujol, y que se quedaron en la pasada década con una cantidad ingente de viviendas a muy bajo coste cedidas por el Santander y otros bancos españoles) a través de un señor de Barcelona de una empresa intermediadora de las que contratan estos fondos.

Otro caso de aporofobia contra una familia pobre en Tenerife

Se trata de una pareja italiana residente en el sur de Tenerife con una niña de 2 años a su cargo, que  tras semanas presentando dificultades para acceder a una vivienda entran en contacto con un señor que se identifica ante ellos como gestor de una inmobiliaria y les alquila una vivienda en la zona de Miraverde en Adeje, vivienda por la que pagan en mano al supuesto agente inmobiliario 1.500 euros por 3 meses. El supuesto agente inmobiliario les firma un recibo por el importe con el compromiso de enviarles por correo electrónico el contrato de alquiler, cosa que nunca ocurre. Cuando llevan varios días instalados en la vivienda, este sábado 19 de marzo, observan con sorpresa que un matrimonio alemán quiere entrar en la vivienda aduciendo que la han alquilado por unos días en la modalidad de alquiler vacacional. Ante esto la madre decide ir a la Policía a denunciar lo ocurrido en vistas de que pudieran haber sido víctimas de un engaño.

¡Dimisión o cese, ya!

¡El Consejero Delegado de Visocan y yerno de Curbelo no puede estar un día más al frente de la empresa pública!

El primer motivo y más importante, por su reiterado incumplimiento de los compromisos adquiridos con familias vulnerables con problemas de vivienda y con alcaldes como el de Santa Cruz o el de Arona. En concreto con las 17 familias de El Tablero en Santa Cruz, con las que adquirió un compromiso inicial en julio de 2021 para cerrar la compra de las viviendas en agosto de 2021, cosa que nunca sucedió.

 

No quiero más cuadros de Franco en mi casa

¿Qué dirían ustedes del dueño de una casa que la decorada con cuadros de Franco por las paredes? A lo sumo dudaremos entre franquista o como mínimo un nostálgico de aquellos tiempos. Pues si esta reflexión está clara, por qué no se entiende igual cuando hablamos de símbolos de Franco o del franquismo decorando una ciudad. ¿Tenemos que ser todos los santacruceros franquistas a la fuerza? ¿No es acaso Santa Cruz la ciudad y la casa de todos los que aquí vivimos? Pues parece que ni al alcalde Bermudez (CC) ni a sus socios del PP les entra en la cabeza, y así llevamos ya unos días con el asunto de los monumentos y demás reseñas conmemorativas del franquismo en Santa Cruz de Tenerife siendo portada de toda la prensa por el monumento a Franco de la avenida Anaga que los populares quieren recuperar gracias a la tibieza del alcalde nacionalista, cuando además somos la ciudad de España con más recuerdos y homenajes a la dictadura, a pesar de tener una la Ley de Memoria Histórica vigente  que obliga a retirarlos, y a pensar sobre todo de que estamos hablando de homenajes a un régimen que provocó una guerra civil en la que se contaron en torno a 700.000 muertos sumados ambos bandos, además de unos 150.000 desaparecidos posteriores, por no hablar de los casi 40 años de aislamiento, regresión cultural, boicots internacionales, hambrunas, miserias y represiones de todos los colores. 

Beneficiados y perjudicados por la criminalización de los ocupas en España

Apuntar un dato antes de empezar que viene a desmontar todo el discurso de criminalización de la ocupación de vivienda: más del 90% de las ocupaciones actuales en España corresponden a personas que no son ni mafias ni delincuentes, son solo familias la mayoría con hijos que buscan un lugar donde vivir en una casa vacía de un banco o en una casa que no pudieron continuar pagando.

La Sareb pasa  a ser pública: ¿a qué espera señor Torres?

Tal vez no se hayan fijado, entre pandemias interminables, carnavales que nunca llegan, Djokovic convertido en el demonio y cuatro gotas colapsando ciudades, pero hoy martes se oficializa la nacionalización total de la SAREB, ese banco malo que en 2012 se quedó con todos los activos tóxicos de la banca española para salvarla. Hasta la fecha el Estado tenía una participación y no estaba en sus planes absorber la deuda de los bancos, pero parece que ahora Europa obliga a España a asumir el pufo de los bancos como deuda propia, algo que según apuntan los medios se va a producir este mismo martes en el Consejo de Ministros.

Cinco motivos para abandonar el activismo

I.- Cuando el sufrimiento propio eclipsa al ajeno. A cada activista social lo mueve algo en concreto, y a mí desde los inicios, desde que tuve que sacar del mar a jóvenes africanos muertos allá por finales del siglo pasado, siempre me movió el sufrimiento injusto y absurdo de tanta gente inocente. Tras los africanos vinieron las personas sin hogar, los ancianos, los niños, los abandonados por la sanidad, las madres precarias, los desahuciados, y así un largo etcétera, y fui tirando convencido de que algo hacíamos y de algo servía, pero hoy el sufrimiento propio, el físico, por unos cuantos achaques que arrastro por la edad, y el anímico, por tantos y tantos años de recibir ataques y críticas, casi cada día, a cada poco, alcanzan un nivel que me hace muy difícil continuar, porque es un dolor más grande que el dolor ajeno que siempre me movió.  

Urgente corregir la anomalía canaria que nos condena

Cierto que anomalías canarias hay unas cuantas, empezando por la que tiene a buena parte de la población pobre o en el límite, a la cabeza del país, y somos también una de las comunidades con mayor número de ricos, entre las cuatro primeras, con el 0,3% de la población amasando la mitad del producto interior bruto de las Islas. Otra anomalía, que seamos la comunidad que más aporta al Estado por turismo de toda España, y que no consigamos que buena parte del dinero que llega a Canarias se quede en las islas.

Corrupción, contaminación y superpoblación en el Plan de Vivienda 2020-2025

Más sobre la vivienda en Canarias, abordando hoy el famoso Plan de Vivienda 2020-2025, por el que el Gobierno de Canarias prevé construir hasta 6.000 en el plazo de... ¿los 3 años que quedan? De entrada ya pueden ir rebajando la cifra, con los 3 años que quedan y lo lenta y farragosa que es la administración a 6.000 viviendas no llegan ni que traigamos a una legión de chinos a trabajar a destajo. Y la cuestión es que el verdadero problema lo tendremos si las construyen, porque viviendas, en Canarias en realidad sobran. Y es que no podemos olvidar que, según datos oficiales recientes, en Canarias hay unas 150.000 viviendas vacías, o incluso más, y "solo" hay en principio 18.000 demandantes de vivienda inscritos en el registro del Gobierno de Canarias. Así, a poco que pensemos por un momento aparece la pregunta. ¿Es realmente necesario construir 6.000 viviendas en Canarias, con el impacto medioambiental que estas edificaciones van a suponer en un territorio ya muy sobrepasado de cemento, además de la corrupción que pueden amparar y la superpoblación que nos pueden traer, cuando en Canarias hay tantas viviendas vacías, muchas de ellas en poder de fondos buitre y entidades financieras, y "solo" tenemos a 18.000 familias apuntadas como demandantes de vivienda actualmente en Canarias? Y la respuesta es que no, un no que se afianza a poco que nos fijemos en las consecuencias de su construcción. 

¿Por qué el PP odia tanto a los pobres?

Lo hemos visto esta semana en Santa Cruz de Tenerife, el primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento, del Partido Popular, manda a la Policía Local con un escrito dirigido a los que luchamos por una vivienda digna en Canarias para que abandonemos una concentración legalmente constituida en el plazo de 24 horas, porque, al parecer,  las personas sin hogar que forman parte de esta protesta ciudadana afean el paisaje y molestan a la vista de algunos señoritos políticos y empresarios de la ciudad. Pasaron las 24 horas y la acampada reivindicativa sigue dónde mismo estaba, en buena muestra de las irregularidades del escrito mencionado. Pero la cosa no queda ahí, este mismo señor, concejal de Servicios Públicos de la ciudad, hace unos meses pensó que la plaza del mercado donde tantas personas sin hogar pasan su jornada estaría mejor sin los bancos donde estas personas se sientan o duermen, y los quitó todos.

Las mafias de la vivienda que nuestros políticos no quieren ver

Abordamos hoy quizá la cuestión más espinosa e incómoda de todas las que rodean al negocio de la vivienda, por tratarse de actividades éticamente siempre dudosas y en ocasiones totalmente ilegales. Se trata de las mafias, y digo "mafias" porque todas practican algún tipo de actividad contraria a la ley, y van en plural porque por desgracia no es una sola, son unas cuantas. La primera de ellas, tal vez la más conocida, son esas supuestas empresas que se ofrecen a sacar a la persona que ocupa una vivienda por unos módicos miles de euros, la mayoría de estas empresas por no decir todas se presentan con tipos de porte muy musculado que a menudo usan de la coacción y la intimidación al más puro estilo mafioso para " invitar" a la persona ocupante a marcharse, asegurando poder hacerlo en un plazo de 72 horas. ¿Por qué proliferan en España este tipo de empresas con prácticas que rozan lo delictivo y ninguna administración política hace nada por ponerles freno? A poco que entendamos lo muy conservadora que es España sabremos que estas empresas vienen a justificar a esa parte mayoritaria de la población amante de la propiedad privada y de que las cosas no cambien nunca, que entienden que toda ocupación de vivienda es ampliamente condenable y responde siempre a gentes de mal vivir.

Alquiler vacacional, otro enemigo público del derecho a la vivienda

Ya va siendo hora de tratar algo más en profundidad está actividad comercial disfrazada de economía colaborativa que tanto daño está haciendo a las poblaciones residentes, especialmente en comunidades turísticas y centros urbanos. Como casi siempre centrados en Canarias, comenzamos haciendo un poco de historia, de un negocio que hasta el año 2015 no estaba regulado en el Archipiélago, pero ya saben, a fuerza de hacer de la necesidad virtud, el alquiler vacacional demandaba una regulación para salir de la clandestinidad, y al Gobierno de Canarias no se le ocurrió mejor forma de arreglarlo más que con un censo, una declaración responsable con unos requisitos mínimos y el pago del 7% del IGIC, con la salvedad de no permitir la actividad en núcleos turísticos del estilo Playa de las Américas, Maspalomas o el Puerto de la Cruz (una negativa esta última tumbada en 2018 por el Tribunal Supremo). Nada de hacerte autónomo ni montar ningún tipo de empresa, nada de seguro de responsabilidad civil y tributando a Hacienda lo mismo que por un alquiler de larga temporada. Y así desde 2015 hasta la fecha, no por casualidad, el alquiler en Canarias para residentes ha subido un 49%, con diferencia la subida más alta de toda España. 

Carlos Tarife (PP), o el paradigma de la mala conciencia

Ayer el concejal de Urbanismo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz se despachaba a gusto con un tweet en el que llamaba esperpento (alguien o algo feo, grotesco, ridículo) a las familias afectadas y a los activistas que luchamos por el derecho a una vivienda digna y que llevamos 92 días de acampada reivindicativa, y de paso presionaba a la Subdelegación del Gobierno para que nos eche de allí cuanto antes. La pregunta es obligada: ¿por qué este arrebato de aporofobia o desprecio al pobre?, ¿acaso no sabe el señor concejal que en su municipio se vienen dando 5 desahucios a la semana y en Canarias andamos por 7 desahucios al día en los últimos 2 años? Claro que lo sabe, porque no es un arrebato, todo está pensado y muy bien pensado. Es sencillo: nuestra reivindicación continuada por el derecho a la vivienda le rompe al señor concejal, a su partido, a su alcalde Bermúdez (CC) y a todos los que le siguen en la gobernanza canaria el cuento chachi de que todos somos felices. Porque no es solo un cuento chachi, es la piedra angular sobre la que se construye todo este edificio insoportable al que llamamos capitalismo.

¿Engaña Emmasa a los santacruceros con la complicidad del Ayuntamiento?

Me pone sobre la pista un vecino de Santa Cruz que me informa de los cobros abusivos en el recibo del agua en la ciudad según los tramos. Me tomo la molestia de investigar un poco y lo que encuentro parece confirmar lo oportuno del cabreo de este vecino. De entrada un estudio de hace poco de la Asociación FACUA-Consumidores en Acción señala a la ciudad de Santa Cruz como una de las que tiene el agua más cara de España con contador de calibre 15 mm. ¡Empezamos bien! Este asunto del contador es algo que la asociación no entiende, dado que solo 10 grandes ciudades españolas diferencian entre el calibre de 13 y el de 15 mm, sin que existan razones técnicas aparentes para una subida de la tarifa por este asunto del calibre. No importa... ¡los chicharreros a la cabeza! La cuestión es que la cosa no mejora si nos fijamos en los cobros de los consumos por tramos. Así, accedo a un archivo colgado por la empresa municipal mixta de aguas Emmasa y lo que encuentro es un primer tramo hasta 10 m3 donde el metro cúbico se cobra a 0,43 euros, un segundo tramo hasta 20 m3 a razón de 0,54 el metro cúbico, un tercer tramo -¡y aquí viene el abuso!- hasta los 40 m3 que pasa a cobrarse a 1,36 euros el metro cúbico... ¡con una subida que está cerca del 300%!

El volcán evidencia la falta de viviendas, pero no para todos

Estalla un volcán en La Palma que se lleva por delante las casas de decenas de familias y la solidaridad de toda España se desata, y viene el presidente, viene el rey, vienen ministros, y el mundo entero mira hacia la Isla Bonita, con las administraciones apresurándose a buscar soluciones, promulgando decretos de urgencia y anunciando que el Gobierno de Canarias va a comprar casas vacías para ponerlas a disposición de las familias afectadas por el volcán. ¿Qué puedo decir?, que es fantástico, el pueblo canario, el pueblo español, cuando se les toca dónde hay que tocar somos muy solidarios.

Medios comprados, políticos cobardes, mafias y centros de mayores

Paréntesis mínimo en la lucha por el derecho a la vivienda para dedicar unas líneas a una noticia que dan casi todos los medios canarios esta semana. Bueno, más que una noticia es un horror. Se trata de un informe del Diputado del Común que data de 2019 pero se ha hecho público en estos días, un informe que habla de las numerosas irregularidades e indignidades que se viven en numerosos centros de mayores de Canarias. El informe habla de falta de higiene, ratas, escasa alimentación, falta de ventilación o ventanas en las estancias, ancianos que no hablan porque están drogados y un largo etcétera de calamidades y maltratos repartidos por un buen número de asilos. Para muestra de la gravedad el titular de un diario digital muy leído: Sarna, ratas, chinches y falta de atención en centros de mayores en Canarias: "La conmoción es indescriptible"  También hablaban de ello en la mañana de este martes en una famosa tertulia radiofónica, donde me sorprendió sobremanera los indignados y alarmados que se mostraban los contertulios, como si fuera algo nuevo. Asunto grave este sin duda, especialmente después de haber pasado la pandemia y unas cuantas olas y haber visto cómo morían tantos ancianos en residencias en condiciones infrahumanas. Pero no, nada de esto es nuevo, y lo que es peor, aquí en Canarias, medios de comunicación y políticos lo saben desde hace mucho tiempo. Lo que ocurre es que entonces, en 2016, cuando algunos activistas lo denunciamos, este asunto no interesaba a casi nadie y se tapó, se tapó como suele taparlo la mafia normalmente. Les cuento un poco para que se pongan en situación. 

Proteger Canarias de la superpoblación foránea y la exclusión generalizada.

Al leer el título algunos estarán tentados a tildarme de nacionalista, xenófobo y cosas peores, nada más lejos de la realidad, empezando porque no nací en Canarias ni tengo conexión alguna con partidos como Coalición Canaria o similares, y continuando porque he dedicado buena parte de mi vida a trabajar por los derechos humanos de las personas que peor están, sin mirar nacionalidad, procedencia, color de piel o clase social. Se trata una vez más simplemente de sentido común y de amor por una tierra y un pueblo. Aunque no es políticamente correcto, alguien lo tiene que decir.

 

¿Cuánta corrupción puede soportar Canarias?

Conocida es la relación directa que hay entre el nivel de corrupción de un país y sus índices de pobreza, basta para entenderlo con mirar algunos estados fallidos de Sudamérica o a buena parte de los africanos, donde habitualmente mandan oligarquías codiciosas y sátrapas podridos hasta la médula, cuando no regímenes militares, monarquías ineptas o hasta los mismos cárteles criminales, favorecidos casi siempre por las poderosas economías extractivas de las grandes potencias, necesitadas de la corrupción para expoliar en su beneficio. En el otro extremo podríamos situar a los países del centro y norte de Europa, donde el capitalismo presenta su cara más correcta, gracias en parte a un nivel educativo y de conciencia cívica mucho mayor de la población, que apenas permite excesos o corruptelas en su clase política. Y ya lo vemos, en estos últimos países la pobreza es minoritaria, casi testimonial, nada que ver con lo que sucede en Sudamérica o África.

Corrupción en la Administración Canaria

Acabamos la semana como la empezamos, con un asunto de vivienda,  otro escándalo mayúsculo en Visocan, la empresa pública de viviendas del Gobierno de Canarias.  Pues según información aparecida ayer en un digital muy leído de Canarias, al parecer desde inicios de esta legislatura en 2019, el Consejero Delegado de Visocan, siendo como es el cargo más destacado de la empresa pública que tiene que procurar vivienda social para Canarias en unos momentos de auténtica emergencia habitacional, tiene a la vez un peso importante en tres empresas privadas del sector inmobiliario y de la construcción que en la actualidad están vendiendo viviendas en distintos municipios de Tenerife.

A vueltas con el interminable circo de la pobreza en Canarias

No sé cuántas veces he escrito ya este artículo, obligado por esa realidad recurrente que cada cierto tiempo vuelve, a propósito de la gente que pasa hambre en Tenerife. Y es que el Cabildo de Tenerife en el Pleno de este viernes 28 de mayo de la mano de Coalición Canaria, además de llevar una iniciativa sobre vivienda, desahucios y fondos buitre, necesaria pero a todas luces insuficiente, lleva también otra iniciativa de carácter social por la que se habilitan 3 millones de euros para destinarlos al Banco de Alimentos y paliar así un poco la falta de alimentos de tantas familias de la isla. 

Derechos y Acción Social: eres lo que DAS

Nace un nuevo colectivo social para el área metropolitana de Tenerife, aunque en realidad sería más correcto decir nuevo nombre para un mismo colectivo. Y es que este nuevo grupo de trabajo, DAS, surge de la dificultad para coordinar de manera eficaz la plataforma El Pueblo Tiene Hambre, dividida en dos grupos separados por más de 80 kilómetros. Al final, la opción más viable ha sido esta, y aquí estamos otra vez, con un nuevo uniforme de trabajo. 

Una lectura en positivo de las elecciones en Madrid

Al fin se consumó lo que estaba cantado, cualquiera con un mínimo de sentido común sabía que el efecto Iglesias al presentarse a las elecciones en Madrid iba a ser un efecto llamada a la derecha a votar en contra, mucho mayor al efecto a favor que pudiera tener entre las izquierdas, y así ha quedado demostrado, con una participación récord que habitualmente suponían victorias de las izquierdas y que en esta ocasión ha sido justo lo contrario. Y lo que tenemos es una mayoría apabullante de la señora Ayuso en la Comunidad de Madrid, lo cual no tiene que suponer algo inmediatamente malo, si sabemos hacer una lectura positiva de los resultados y de la situación posterior que nos dejan.