');
Buscar
lunes, 22 de abril de 2024 22:25h.

Canarias queda lejos

Es una realidad geográficamente evidente, que el Archipiélago Canario, situado en el Atlántico medio, queda lejos de la Península, muy cerca del continente africano. Parece que decir esto es una puerilidad, pero hay que recordarlo de vez en cuando, para que nos miren, aunque sea remotamente y así nos oigan, casi siempre bajito, para conseguir que, desde los poderes centrales del Estado Español, atiendan nuestras necesidades, en igualdad de condiciones a cualquier otro territorio. Contamos con una posición estratégica envidiable y bastante apetecible, desde un punto de vista político, a nivel internacional y más ahora, cuando la inestabilidad y los posicionamientos tácticos de las distintas potencias mundiales, están cobrando relevancia primaria.

 

REVOLTIJO

Son tiempos de confusión y enredo por todas partes, guerras, catástrofes, corrupción generalizada, frentismo político, indiferencia unida a irresponsabilidad, mentiras por doquier, como forma de hacer política ficción. Estamos en un verdadero “totum revolutum”, donde la verdad ha desaparecido, por un sucedáneo llamado relativismo. Viene a ser una doctrina filosófica o de comportamiento vital, que afirma que no hay verdades absolutas.

Construcción Verde

Seguro que el título del artículo va a chirriar a más de uno, sobre todo, a los puristas ecologistas, a los noistas empedernidos, las medioambientalistas sandías (rojos por dentro y verde por fuera) y a cuantos, bajo el epígrafe de progresistas, se han adueñado, sin legitimidad democrática alguna, sino a dedo o autocomplaciéndose, de la defensa del medio ambiente. Es verdad que la combinación territorio-construcción es compleja, pero no ahora, sino desde el comienzo de la humanidad. Lo que sucede actualmente, es que todo lo relacionado con el clima y demás sucedáneos, está dentro del globalismo o pensamiento único, que se quiere imponer a la población mundial, a fuerza de la propaganda, subvenciones, demagogia o folklorismo mediático, porque hay que recalcar, que no es una cuestión endógena de Canarias, sino una estrategia, bien pergeñada a nivel global.

 

Economía sumergida igual a corrupción

Por distintos motivos, se habla mucho en estos días de corrupción, no vamos a entrar en detalles, porque todo el mundo está informado suficientemente. Pero si queremos incidir, en que desgraciadamente, este tipo de actividades delictivas, están presentes en muchos ámbitos, sin exagerar, podríamos formular que, en cualquier actividad humana siempre hay algún o algunos garbanzos negros.

Defensa y brega por Tenerife

Buscando, sin descansar, ni desmayo, lo que fuera mejor para impulsar Tenerife ¿sería posible, que, hubiera unidad de acción, auténtica, para que la isla progrese en todos los medios, entornos y espacios socioeconómicos, uniendo diferencias, apartando divergencias, así como, cediendo gratuitamente con sensatez?. Es una posibilidad cierta, también incierta, pero factible, cuando hay suficiente capacidad de poner, sin complejo alguno,  entendimiento y sobre todo, el empeño irrenunciable, del beneficio societario general y la prosperidad de la isla, dejando de lado los particularismos perjudiciales, que sólo esconden réditos, lucros y provechos para quien actúa de manera acaparadora, de forma codiciosa y desconsideradamente ambiciosa.

Ahínco productivo

El trabajo no es solamente un medio para obtener unos emolumentos o para remunerar una actividad concreta, que por supuesto nos sirve para obtener los medios económicos necesarios para vivir. También, significa dignidad y utilidad personal. El estar ocupado laboralmente, es sentirse plenamente realizado como persona. Es verdad, que también hay que sumar la responsabilidad, como parte integrante para conseguir una completa realización, individual y subjetiva. Además, hay que sumar, es imprescindible, su carácter societario o comunitario. Por lo tanto, cualquier política económica, que tengan que emprender la autoridad pública, en sus distintos niveles territoriales o funcionales, siempre debe tener como prioridad la máxima creación de empleo posible. Es la mejor y eficiente política social que se conoce. 

 

Miedo en Tenerife

Una sociedad atemorizada significa que está fuertemente controlada por quienes pretenden imponer su ideología, criterio, forma de pensar o vivir y no olvidemos también, por quienes quieren defender egoístamente solamente sus intereses, sean del tipo que fueran. El pensamiento único, tan presente en la actualidad, llamado también globalismo, es un ejemplo manifiesto de anestesia colectiva y paralización de la queja. Sólo se permite y además se propicia, el “alboroto” que coincida con las ideas dominantes, para hacerlas más provocativas y dar la impresión que hay libertad de movimiento, protesta y democracia abierta. 

 

Obras son amores

Cualquier tipo de obra, no sólo privada, sino también publica, en todo ámbito personal o social, que pueda servir para ayudar o potenciar algo o auxiliar a alguien, siempre es bienvenida. Ya no hablamos específicamente del sector de la construcción, sino de cualquier actividad.  La promesa, como expresión realizada en el presente, para ejecutar en un futuro, a corto, medio o largo plazo, si queda estancada en lo dicho, sin pasar al nivel siguiente de ejecución, no tiene valor y lo que es peor, es un engaño manifiesto. La veracidad de lo enunciado tiene que quedar reflejado en la realidad, es la mejor manera de tener y ganar confianza en las instituciones, partidos políticos o cualquier entidad, sin descartar por supuesto y principalmente, a los que se dedican profesional o coyunturalmente a la política.

 

Ejemplares

Estamos empezando un año trepidante, como todo lo nuevo, con intranquilidad, porque hay muchos acontecimientos a nivel global, estatal, autonómico e insular, que crean expectación o como mínimo tensión. La invasión de Ucrania por parte de Rusia es atroz, todas las guerras son desbastadoras, una vergüenza para la humanidad, que sigue utilizando la fuerza para apropiarse de cualquier tipo de interés personal, político, social, territorial o económico.

Berlusconi

Como se dice vulgarmente, el patio está alborotado, vienen elecciones y todo cambia. La mayoría de los políticos de repente salen a la calle, en muchos casos, algo novedoso para ellos, incluso se sorprenden porque empiezan a conocer la vida normal de los ciudadanos y no aquella utópica e idílica, que tienen asumida como verdadera desde sus cómodos despachos y que no tiene nada que ver con la realidad.

La Variante para adelante

Como siempre pasa en Tenerife, cada vez que hay que ejecutar una obra pública, se abre un debate estéril, enfrentamientos partidistas, juicios profesionales de distintos ámbitos contradictorios, posicionamientos ideológicos frentistas, para que la citada obra, la que sea, no se ejecute. La táctica es la de siempre, dilatar el tiempo todo lo posible, con artimañas varias y en algunos casos hasta esperpénticas.

Así nos va desde hace casi cuatro décadas, con la isla desvertebrada, en tres zonas totalmente aisladas, que parecen tres comunidades autónomas distintas, en un solo territorio insular. Aguantando resignadamente colas insufribles, a todas horas, en cualquier lugar, con un tráfico lento y desesperante, junto a los conocidos atascos irritantes, que inciden directamente en nuestra salud personal. 

 

A llorar pal monte

En los últimos años, se ha puesto de moda el concepto de “persona tóxica”, hay muchas definiciones, las podríamos resumir en ser pesimistas, con la  capacidad de trasladarlo a los demás; especialistas en crear conflictos, donde no debe haber alguno;    envenenar el ambiente que les rodea;  emponzoñar cualquier actividad o iniciativa a emprender; versados en hacer perder el tiempo a los demás;  incapaces de trasladar  la más mínima empatía; además de ser muy egocéntricos, sin parar de hablar de sí mismos; de sus méritos académicos o profesionales; sin posibilidad de admitir otra opinión que no sea la suya. ¡Bastaría más!  

 

2023

Nuevo año, aunque es una figura retórica, porque no cambia nada, en comparación al último día del año pasado, significando, quizás ingenuamente, en la conciencia popular, comenzar y afrontar nuevos retos, por cierto, que todavía no sabemos cuáles van a ser. Los entendidos en las distintas ramas de las ciencias, principalmente sociales, se han dedicado durante los últimos meses a presentar pronósticos de todos los colores, negros, blancos o grises. Nunca coinciden en un argumentario común, que sería lo lógico y creíble, porque cada cual, son humanos, impregnan sus predicciones, aderezándolas con los ingredientes ideológicos, partidistas o interés particulares, que los mueven como hilos de una marioneta.

Contenedores y casas de madera

Muchos políticos y no algunos, sino la mayoría, toman decisiones, pensando, que los ciudadanos somos unos simples mentecatos y además, llegando a creérselo verdaderamente. Desvían la atención sobre los problemas importantes, que nunca quieren afrontar, para centrarse en los urgentes y sencillos, haciendo declaraciones rimbombantes, que no tienen ningún contenido y por último, intentan con toda desfachatez, dar la vuelta a la realidad de los hechos, culpabilizando a los demás de sus propios errores. Sin querer hacer ninguna comparación, ni señalar a nadie en particular, ni en plural, me acuerdo de una frase del poeta Antonio Machado, que dice,” la verdad es lo que es y sigue siendo verdad, aunque se piense al revés”.

 

Rueda de Prensa

Hay una canción de Alejandro Sanz titulada “Todo sigue igual” diciendo textualmente “y volviendo la mirada amigo, no consigues nada, no te separes, no hay motivo, todo sigue igual”. Es lo que pasa en Tenerife, desde hace casi cuarenta años, soportando unas colas molestas e inaguantables. Nada cambia, es como si el tiempo no pasara, sino que se mantuviera estancando o mejor dicho, atascado.

Colas endémicas

Nuestra querida isla, cuenta con muchos endemismos, que en biología viene a indicar, que una especie, vegetal o animal es limitada a un ámbito geográfico reducido y que no se encuentra en ninguna otra parte del mundo. Pasa a nivel global, es muy normalizado, además, recomendable al máximo, proteger este tipo de especies, por el peligro de extinción que pueden sufrir.

Infamia a La Palma

Los políticos con responsabilidades de gobierno actúan, hacen lo que pueden o quieren, otra cosa, es calibrar si lo realizan correctamente o por el contrario, ejecutan verdaderas chapuzas.  Habría que analizar, con detenimiento, que producen los gobernantes, para lograr determinados resultados y a través de que medios lo hacen. La Administración, es el aparato burocrático, a través del cual se implementan las políticas públicas, donde hay que destacar el papel clave de los funcionarios, su indudable y demostrada capacidad para modular las distintas actuaciones, según sus intereses corporativos o las exigencias del entorno. Es decir, cuanto más mediocre es el político que está en el cargo, más empoderado se hace y siente el empleado público, generalmente con altas responsabilidades, que actúa como un reyezuelo de un reino de Taifa, que es el Servicio Administrado que dirige, ante la ignorancia supina de su superior gubernativo. 

 

Decir la verdad duele

Hay miedo escénico e interesado, para retratar la problemática que padecemos en Tenerife, sufriéndola cotidianamente. Hay personas, del mundo de la política o de la empresa, que piensan que no es adecuado trasladarlo a la ciudadanía, que lo mejor es estar callado y buscar soluciones secretas, en despachos escondidos, pasillos oscuros o comidas más o menos camufladas.

La trola de Transición Ecológica

En las últimas semanas, el Consejero de Transición Ecológica y demás cosas del Gobierno de Canarias, en su periplo triunfal, junto a su comitiva, por Madrid, Bruselas y Egipto, donde parece ser, que se han quedado obnubilados y hondamente impresionados, por su alentadora exposición y la eficacia de su Consejería, a la hora de conseguir la descarbonización de un territorio en 2040, antes que en cualquier parte del planeta, ha demostrado que Canarias, se puede convertir, para nuestra desdicha,   en irrisión generalizada, por la imaginación ecologista,  infantilizada e incumplible temporalmente. Están dando un espectáculo lamentable, no sólo en Canarias, a la que le están haciendo un daño irreparable, sino en el exterior. 

 

Piratas en Tenerife

En la sociedad relativista, frentista en que vivimos y sensiblemente emotiva, sobresale el salvarse quien pueda individualmente o imponer criterios, pensamientos e ideologías a los demás, de forma autoritaria. Prevalece el egoísmo, la conveniencia particular, con el agravante, que lleva el impulso de imponerlo como dogma de conducta y lo que es peor, de obediencia. La libertad personal se desdeña, porque lo que se quiere implantar el concepto de rebaño, como conjunto de personas que se mueven gregariamente o se dejan dirigir en sus opiniones o gustos, tratando de que nadie piense y actúe por su cuenta, porque sería un verdadero peligro para el control social que se pretende. 

 

Adicción al pesimismo

Desde el comienzo de la COVID-19, se ha instalado en todos los ambientes y también, a nivel personal, un catastrofismo, unas veces con razón y la mayoría, sin explicación. Ni todo está tan mal y por supuesto, tampoco estamos viviendo un tiempo boyante, aunque verdaderamente superador, porque lo estamos demostrando todos los días. No pasa sólo en nuestras islas, es un fenómeno global, consecuencia, una vez, de la imposición de un pensamiento único, que tiene como objetivo, instalar en la medula de la sociedad, el miedo, para de esa manera controlarla mejor.

El tren se paró

Lo de dilatar el tren en Tenerife es vergonzoso, a la vez que indignante, por no calificarlo directamente como una traición a la isla, que es lo que ha sucedido ciertamente. Lo venimos advirtiendo desde hace casi cuatro años, desde el comienzo de la actual Legislatura y tras la moción de censura, que dio el poder del Cabildo al POSE y Ciudadanos, con apoyo externo de Podemos-Si Se Puede. Estos últimos, han dicho que no al tren aquí, pero en Gran Canaria, son los abanderados del proyecto.

Extraños en un tren

Fue el título de una película del año 1951 dirigida por Alfred Hitchcock, podemos y nunca mejor dicho, hacer un paralelismo con el título, para volver a destacar, que los morados populistas, están estrangulando el crecimiento económico, el desarrollo social y la sostenibilidad en Tenerife, con su rechazo al tren.

Despotismo Ilustrado

Hay muchas formas de vivir, de hacer frente a los acontecimientos o de responder a las circunstancias más variadas que se presentan. Cada cual tiene la libertad de hacer lo que crea más conveniente, dentro del respeto a los demás y a las normas de convivencia establecidas. Molestar lo menos posible, es una posibilidad cierta de concordia social.

Reluciente

Es necesario concienciación y contundencia, para acabar con el incivismo reinante en la retirada de basura, residuos o escombros, que están convirtiendo a Tenerife, en un vertedero sucio, feo, pestilente. En la mayoría de los casos, es consecuencia de la economía sumergida, disparada y sin freno, que se visualiza en nuestras calles y que tanto daño hace al empleo legal, al sector de la construcción profesionalizado, a la seguridad y salud en el trabajo, a la garantía de las obras de reforma o rehabilitación, así como a la aportación solidaria de todos, para mantener los servicios públicos esenciales.