');
Buscar
lunes, 04 de marzo de 2024 16:11h.

Fraga jugando al `truco´

En la noche del 30 de septiembre y con motivo de la presentación de las fiestas patronales de Adeje 2023 fuimos testigos de un mitin insólito por parte de José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje, y de José Luis Delgado, ingeniero y ex Director General de infraestructura Viaria y Consejero del Cabildo de Tenerife, que, en esta ocasión, fue nombrado, qué casualidad, pregonero de las fiestas. Decimos insólito porque se aprovechó un acto solemne de la idiosincrasia de Adeje para verter una serie de justificaciones políticas en las que se perdía el hilo argumental del discurso dado que se mezclaban temas de dudosa relación, como la explicación religiosa del significado de las fiestas junto con el desarrollo urbanístico e, incluso, la “raza” de los adejeros. Todo un despropósito que nos costaría entender de no ser porque sabemos lo buen ajedrecista que es nuestro alcalde.

Tanto Fraga como José Luis Delgado resaltaron y alabaron con nostalgia aquellos maravillosos años 80 y 90 cuando “juntos” construyeron Adeje, constatando, una vez más, que todavía viven anclados en aquél tiempo y, por tanto, sus políticas y sus actos se siguen rigiendo bajo los paradigmas y necesidades que según ellos se tenían entonces.

El señor Fraga, ajeno a las demandas sociales actuales y totalmente desactualizado tuvo la osadía de defender el modelo urbanístico depredador salvaje, a través de su condiscípulo. Un modelo con el que lleva años destruyendo nuestro territorio natural a costa de la construcción de más hoteles y complejos turísticos que sólo contribuyen, a parte de la destrucción, a llenar los bolsillos de unos pocos y a crear empleos precarios y de cero calidad. Un modelo político que, al igual que en economía, una vez alcanzado su pico de crecimiento comienza a decrecer, convirtiéndose en un verdadero motor de la desigualdad.

José Luis Delgado, que ha contribuido, según sus propias palabras, al desarrollo de las carreteras en la isla de Tenerife afirmó que “las personas que están en contra de este sistema y llaman a estas políticas “urbanismo salvaje” hablan desde el desconocimiento”. Es decir, se atreve a afirmar que la sociedad civil, concienciada con la conservación del territorio, de la mano de numerosos profesionales del ámbito de la arqueología, biología, geología, geografía, urbanismo, arquitectura y abogacía, entre otros, que están radicalmente en contra de este modelo depredador, son unos ignorantes y actúan por desconocimiento. 

Queremos recordarle al Señor Delgado, con todo el respeto hacia su persona porque además no podemos afirmar que esté hablando por su boca, que sus afirmaciones no sólo son falsas e inapropiadas para quien ha sido cargo público sino que, además, son muy atrevidas y que, si de conocimientos hablamos, seguro que no hace falta que le digamos que la ignorancia es atrevida.

Por otra parte, resulta llamativo que en sus discursos se obvie que la práctica totalidad de la costa de Adeje es urbana o urbanizable, que le quedan por construir 15.000 camas hoteleras según el planeamiento vigente, que se pretende la construcción de otro campo de golf o la reclasificación de suelos para la construcción de diferentes infraestructuras privadas. Para colmo del cinismo, nos invitan a visitar las medianías si lo que queremos es disfrutar de la naturaleza y “no ver coches”.

 En resumidas cuentas, los canarios que quieran disfrutar de la belleza de Canarias que se vayan a las medianías, que la costa y las playas es para las ricas cadenas hoteleras y para los turistas, y ya si eso los yacimientos arqueológicos de los guanches y las plantas protegidas se trasladan o se trasplantan. Que para hablar de nuestros antepasados guanches ya está el alcalde, quien, por cierto, últimamente ha decidido incluir como keyword en sus intervenciones la palabra “raza”, la “raza que somos”, y es que gusta mucho de clasificar a los adejeros según su origen para explicar la diversidad de la Villa. Para él están los adejeros de “raza”, los postadejeros y los nuevos adejeros. A nosotros este tipo de clasificaciones nos suenan más a otro tipo de dogmas políticos que a los que se supone que defienden los miembros del Partido Socialista Obrero Español.

Lo de José Miguel R. Fraga parece una ofensiva voraz, aprovechando actos de relevancia para la ciudadanía, como el pregón de las fiestas, o la inauguración del curso universitario con la presencia de Simancas, profesor de la ULL y perteneciente al cuestionado Órgano Ambiental de Adejero por presuntas incompatibilidades, para justificar sus actuaciones sobre el tema estrella que no le debe dejar dormir bien por las noches, El Urbanismo, con el fin de evitar hablar de ello en primera persona.

 

Gabriel González,

Concejal por Podemos en Adeje.