');
Buscar
domingo, 24 de septiembre de 2023 11:35h.

Pino Gordo

Pino Gordo -176(1)
Pino Gordo de Vilaflor

Un incendio forestal es siempre algo devastador. En el fondo debe de ser una manifestación de la muy pequeña condición humana, cuando la comparamos con la naturaleza y sus gigantescas proporciones.

Esperemos estar siempre alejados de estas aterradoras manifestaciones, como son terremotos, incendios forestales, explosiones volcánicas, etc. 

Hace muchos años se hizo una campaña institucional de publicidad con un eslogan que se hizo famoso, decía así: cuando el bosque se quema algo suyo se quema. Y las personas avanzadas de aquella época le añadían la coletilla de “Señor Conde”. 

Hoy el concepto bosque se considera universal y colectivo, entonces, si es considerado cosa común, por qué no se le da el valor intrínseco que tiene. 

Ahora tenemos el casi siempre problema de que los incendios forestales son provocados. Ya se han encontrado bombas incendiarias caseras en el de Tenerife. Estas bombas caseras niegan el valor de las masas boscosas.

¿La naturaleza será algún día de todos?

¿Se ha tomado alguna medida preventiva encaminada a proteger Pino Gordo de Vilaflor en Tenerife?

Es un árbol majestuoso, con unos 9 metros de cintura y de unos 800 años de edad.

¿Podemos apadrinar un árbol? 

Pino Gordo, todos te deseamos larga vida y muchos hijos.

Juan Carlos Cárdenes.
(*) Ldo. Derecho, MBA y Máster Turismo.