Buscar
08:33h. viernes, 17 de septiembre de 2021

Caducidad del estudio de impacto ambiental

El presidente de FEPECO, en sus artículos, describe situaciones oscuras, con tintes de las mejores películas mafiosas. Partiendo de que Los funcionarios no hacen caducar un expediente, sí éste, en plazo, advierte y comunica la próxima fecha de caducidad, a su jefe de sección y éste a su vez al responsable político, que tiene que a su vez informar, proponer que se hace al respecto.

Lo sospechoso, es la gran sospecha, valga la redundancia, de indicios de que el funcionario no hubiera , advertido e informado la proximidad del plazo de caducidad, y por como se interpreta de los artículos está bajo o comparte las tesis y principio de los Noistas.

Todos sabemos que la función del funcionario es cumplir la ley, con independencia de su condición, tendencias.

Pero también, se puede interpretar que él funcionarios, si cumplió con la obligación de su función pública y advirtió una próxima caducidad de un proyecto de impacto ambiental, a los cargos de confianza y políticos responsables y conocedores, y estos lo guardaron bajo una alfombra.

Este asunto es de interés público y requiere una urgente investigación, ya que se está juzgando la credibilidad del sistema de gestión y político implantado en Tenerife.