');
Buscar
sábado, 13 de abril de 2024 01:56h.

Ayuso y las albóndigas. Cae un ídolo

Ayuso y las albóndigas
Ayuso y las albóndigas
"Drogas No, Albóndigas las que quieras" sería un buen lema para fomentar la vida saludable y aquí lo dejo para hablar de Ayuso. Ayuso lo tenía casi todo, muy atractiva, muy guapa, carismática, muy inteligente, "la admiraba" y siempre la defendí a esta mujer con un rodaje de la vida con millones de kilómetros, pero tuvo el error más grande que puede tener una persona inteligente, meterse en el mundo de la política soñando bonito, pero desgraciadamente siempre aparecen las malas compañías y los políticos tendrán la obligación de defender a los seres queridos a capa y espada.

Siempre habrá un hermano que cometa alguna ilegalidad y con el tiempo todo saldrá a la luz... El precio que pagamos por el poder político es infinito y perderás la vergüenza sin más remedio y serás cómplice de los delitos que cometerán tus socios, pero peor aún es que siempre serás cómplice de los delitos que cometerán tus seres queridos.

Primero fue el negocio del hermano de Ayuso con las mascarillas que estaba casi olvidado y ahora apareció su príncipe Alberto de los huevos de oro con el fraude a Hacienda, que lo más probable es que Ayuso estaría al día de los acontecimientos. Del tema de las más de siete mil muertes cuando el COVID-19 que todavía siguen culpando a ella, seguiré pensando que es mentira porque no logro creerme que una persona culpable de más de siete mil muertes pueda estar libre tranquilamente y que para más inri haya ganado unas elecciones en Madrid con mayoría absoluta.

Pero lo más vergonzoso de los medios de comunicación nacionales es que están dando más bombo al tema del fraude de hacienda que a las más de siete mil muertes, como si el dinero fuera más importante que la muerte de las personas, ¿Por qué será?

Que pena que hasta este momento no haya ningún líder político de cualquier partido que sea digno de admiración, ni uno, aunque sea uno, ni uno siquiera. Nos quedamos con las albóndigas con salsa de champiñones o con salsa de tomate, que podemos comerlas con papas fritas o guisadas. Incluso podemos comernos las albóndigas con espaguetis.

Seguramente el tema del novio de Ayuso tendrá su tiempo en el candelero cómo todas las noticias chungas a ráfaga que nos escupen semanalmente y al final casi ninguna nunca llegan a nada.

Muchos Vivimos en Canarias con montón de mierda frente a nuestras mismas casas y ya ves, hablando de los políticos de Madrid o de Puigdemont que está en Bruselas o del Putin que está en Rusia. ¡Ay mi cabeza! Perdone las molestias y gracias por la atención prestada.