');
Buscar
sábado, 13 de abril de 2024 01:56h.

Sin darte cuenta pasa la vida muy rápido

Sin duda alguna el descubrimiento del fuego y la rueda fueron un gran avance para la humanidad y la gente ignora los millones de kilómetros que podemos recorrer con una simple bicicleta o las infinitas historias que podríamos escribir de muestras vidas si aprovechamos el tiempo que estaremos en el planeta. En mi caso personal nací en Gran Canaria y confieso tener el orgullo de tener más de sesenta años bien exprimidos aunque a veces siento que no he hecho nada, cuando he bailado y cantado en todos los municipios de las siete Islas Canarias y en muchísimas partes del mundo, pero todo lo que brilla no es oro porque detrás de cada persona hay un camino recorrido con infinitos kilómetros. 

Desde la niñez hasta el día de hoy siempre he sido un adicto a los pedales y tanto que es así que no me gusta caminar porque me parece perder el tiempo, que es el tesoro más valioso del Ser humano porque el tiempo pasa y jamás volverá.

 

Juan Santana de niño 749(1)
Juan Santana de niño 749(1)

Con la bicicleta di la vuelta a la isla de Gran Canaria cuando no existían las autopistas y fueron doscientos cuarenta y seis kilómetros, pero donde nos damos el gran gustazo en la bicicleta es cuando después de Mogán vemos a mi pueblo materno, la Aldea San Nicolás de Tolentino, porque es una superbajada donde quemamos pastillas de frenos. Después el segundo gustazo está entre la Aldea San Nicolás de Tolentino y Agaete, con la bajada del Andén Verde, porque son quince kilómetros sin pedalear adelantando incluso algún coche que va despacio.

 

Juan Santana en Londres 39(1)
Juan Santana en Londres 

Muchas veces pasaron yendo en bicicleta al trabajo y eran diecisiete kilómetros de  ida cada día y con la vuelta son treinta y cuatro. Desde Sardina del Sur hasta el Cañón del Águila, donde trabajé nueve años que estaba en el Águila playa, pero cuando más disfruté fue recorrer Londres en bicicleta, pero lo más anecdótico fue que me enteré de esta locura después de hacerlo, aunque recorrer Londres es muy fácil, porque es un llano.

 

concierto 10(1)
Concierto 

Antiguamente, no importaba la vestimenta de los ciclistas, pero las cosas han cambiado a mejor o a peor y cada uno tendrá su opinión al respecto. Gracias a Dios he logrado hacer cantar y bailar a millones de personas.