Buscar
jueves, 20 de junio de 2024 23:31h.

Historia de la música, con Eric Viana

History Music 56(1)
Historia de la Música

La primera frase que soltó Eric al verme fue, Ay, ¡Qué miedo, a ver qué vas a escribir en el periódico! Se ve que tengo fama de ser una mujer sincera y comienzo confesando que hace más de veinte años que conozco a Enrique, pero a partir del uno de junio se llamará Eric.

El director de Sol del Sur Esteban Pérez y Roberto Ucelay, empresario y expresidente del CEST pidieron que le diera un abrazo a Eric Viana y en los quince minutos de descanso del maravilloso espectáculo de la Historia de la música, aproveché para cumplir el recado y buscar a Eric Viana para felicitarle y resulta que desde hace más de veinte años es mi amigo Enrique y se llama Eric, " ditosadios que noganaunopasorpresas".

 

Juan y Eric
Juan y Eric

Le prometí dedicarle este artículo a Eric Viana y sin más come coco comienzo por felicitarle por este Espectáculo Brutal de la Historia de la Música, en la Pirámide de Arona, en el sur de Tenerife con un completo de público y aproximadamente tres horas de show, con más de cuarenta artistas organizados paseando por el escenario y está claro que es para un público adulto y exigente, porque vivirás un recorrido musical a través de la historia. Los seis o siete músicos profesionales cuando interpretan temas clásicos de Mozart por ejemplo, parecía que había más de sesenta músicos en el escenario y sin errores.

Presumo de que estuve en Praga donde vivió y estudió Mozart, que nació en Austria y desde muy joven el Gobierno de Praga lo lleva a su país, para que componga una obra que dure por todos los siglos, pero estuvo seis o siete meses de borracheras y mujeres porque tenía mucho dinero. Pero el Gobierno de Praga lo encerró en una casa cerca del cementerio y hasta que no escribiera una obra histórica no podía salir y compuso "Don Giovanni" que actualmente sigue interpretándose en el Teatro principal de Praga. 

Gracias a Eric Viana vamos a poder gozar durante un año de la historia de la música, acompañado por un grupo de actores y bailarines que nos trasladarán también a los años treinta hasta hoy, sintiendo que vives en cada época por las que van pasando. Cuando escuché a James Brown, recordé que fui acomodador en un concierto privado que mi padre en paz descanse fue el responsable de contratarlo. Cuando escuché "Smoke on the water" de Deep Purple, recordé cuando trabajé en una funeraria de Gran Canaria por el año 1981 y siempre poníamos el cassette con este tema en el coche fúnebre cuando íbamos a buscar al difunto y fumando marihuana. Escuchando a los Rolling Stones, recordé mis diecisiete años, cuando cada noche los escuchaba soñando despierto que era Mick Jagger y vuelvo a repetir que la Banda que interpreta todos estos temas legendarios en la Pirámide de Arona, los tocan a la perfección.

Estoy totalmente convencido de que las Almas de todos los músicos que ya no están, estarán abrazando a Eric Viana porque merece un fuertísimo abrazo y cuando termina el Gran espectáculo, creo que Eric debería subirse al escenario para que el gran público sepa quién es el fundador de este tan lindo proyecto que nos traslada a la historia de la música, un espectáculo recomendable cien por cien y sin anestesia porque son casi tres horas que parecerán diez minutos. A partir de este artículo, mi amigo Enrique será Eric Viana.

Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos y querido lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.