');
Buscar
lunes, 26 de febrero de 2024 00:56h.

Luchar por la Igualdad tiene su encanto

Premios Goya
Premios Goya

Cada semana hacemos zaping por los diferentes medios de comunicación para después compartir algunas noticias o sucesos que a nuestro parecer nos parecen los más sorprendentes, los más importantes o los más interesantes, por si usted desea llevar algunas de dichas noticias a un pleno del P.E.B.T., el Partido de Expertos de Bares y Terrazas. Comenzamos por la noticia de los Premios Goya con la novedad de que este año hay más mujeres futuras ganadoras que hombres en los Premios Goya y esperamos que los premios queden repartidos al cincuenta por ciento entre hombres y mujeres, para que haya una igualdad al cien por cien, para no entrar en una guerra de cifras con su respectiva matraquilla por parte de las o los picapleitos de turno cargados de perjuicios motivados por sus complejos de inferioridad.

Aunque también podría pasar que para el próximo certamen de los Premios Goya el máximo porcentaje de ganadores o ganadoras, sean de personas homosexuales y será un notición para portadas de periodismo morboso sin entrar en detalles, porque sobran noticias para dar y regalar. Después está la otra imagen adjunta donde está la pareja sentada y la mano izquierda de la chica cogida a la del chico con camiseta negra, porque nos arrastra a compartir unas preguntas, "¿Estás o estuviste enamorada o enamorado a lo bestia? Y la segunda y última pregunta, ¿vas o ibas cogido de la mano con tu pareja cuando van caminando por la vida?".

Cuando los humanos nos enamoramos de verdad con esa forma imposible de explicar, donde perdemos la noción del tiempo y lo demás no existe, la raza humana tiene el mismo comportamiento que los perros en celo o cualquier otro animal, porque enamorarse es drogarse de forma gratuita y natural, sin entrar en detalles. El tercer tema es sobre el dibujo con las mujeres que están solas en un sillón y hablando de las locuras que hacían las personas que tenemos más de cincuenta años, cuando todavía no existían las Redes Sociales y gracias a Dios que nadie grabó muchas de dichas locuras.

Y aquí lo dejo, para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.