Buscar
miércoles, 12 de junio de 2024 19:39h.

Se nos olvidó hasta que era viernes 13

"Cuando somos adultos, miramos las cosas desde otra perspectiva", desde otra dimensión y según la cantidad de noticias negativas que tragamos, será la carga tóxica que cargará nuestros cerebros y por eso aquellos que ignoran conscientemente o inconscientemente las malas noticias serán más felices.

Pero recalcando en la primera frase "Cuando somos adultos miramos las cosas desde otra perspectiva", los humanos más sensibles que estamos gozando del privilegio de ser libres con salud, dinero para Vivir, con un poquito o mucho amor, con horas de libertad en Paz, pues confieso que a pesar de ser unos privilegiados tenemos la mosca detrás de la oreja porque los tristes sucesos internacionales se están extendiendo por el planeta y sintiéndolo mucho, en este planeta de majaretas, tarde o temprano todo nos llega.

Cuando te sientas con muchas personas de diferentes nacionalidades y escuchas noticias como que una cuarta parte del armamento que Europa y América regaló a Ucrania para defenderse, lo vendió a otros países como Palestina por ejemplo y además hasta lo perjuran, sientes un mosqueo brutal, sumado al conflicto de Israel con Hamás, el calor, la entrada imparable de Cayucos a España y Canarias, las imágenes de los niños y mayores quemados con las bombas que está tirando Israel en Gaza, las manifestaciones en muchas partes del mundo a favor de los pobres palestinos, un Presidente de España haciendo pactos con partidos políticos separatistas que no quieren ser españoles, los terremotos de Marruecos y Afganistán que están dejando a miles de familias sin hogares y que conste que todavía no hemos escrito los miles y miles de muertos a causa de todos estos episodios basados en hechos reales.

¡Pues eso mismo!, el viernes trece a las siete y media de la tarde, vine a darme cuenta de que era viernes 13 y siempre se dijo que era un día para tener cuidado y creo que "actualmente tenemos la obligación de tener cuidado todos los días".

Aquí lo dejo para seguir reflexionando sobre las romerías de los pueblos y estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.