');
Buscar
lunes, 26 de febrero de 2024 00:56h.

En el planeta de los idiotas no saludamos

En este momento justo estoy pensando y pensar, es un verbo muy poco llevado a la práctica en estos tiempos de tecnología punta, donde desgraciadamente millones personas de nos hemos convertido en unos verdaderos idiotas y confieso ser el primero, porque en este justo momento estoy pensando en mi madre principalmente, la madre que me parió y en muchos familiares, sin olvidar a los "amigos" entre comillas porque la palabra amigos tiene un significado muy profundo.

En cuanto acabe de escribir esta carta, llamaré a mi madre que hace dos semanas que no hablamos y es una prueba más de que soy un idiota y punto pelota. Tengo muchos amigos o así me lo creo para no sufrir moralmente y también les obligaré a leer esta carta enviándosela por wasap y así por lo menos demostraré que seguimos vivos.

La semana pasada, justamente falleció un amigo que trabajó de albañil hasta su muerte con sesenta y pico años y el recuerdo más profundo que tengo de él, fue que criticó a un vividor y le respondí, "A lo mejor dentro de X años, ese vividor tenía la razón en como hay que vivir" y que casualidad que dicho vividor sigue libre y feliz. ¡Después están los políticos que cada cuatro años vienen a buscarnos por el voto, saludando con sus sonrisas para que les votemos y si tienen suerte, algunos estarán cuatro años rascándose los huevos compartiendo foros en el aeropuerto rumbo a Fitur (repito! Algunos) y en las fotos que comparten salen con sus sonrisas provocativas convencidos de que son los que Gracias a ellos España irá a mejor.

Así es parte del mundo de los idiotas afortunados y afortunadas, porque en otras partes están sufriendo guerra y hambre. Te dejo que voy a llamar a mi madre...