');
Buscar
martes, 23 de abril de 2024 00:00h.

No puede con España y arreglará Palestina

Pedro Sánchez, el presidente de España, resulta estar vinculado a alguien que quiere separarse. Para comprender esta decisión, solo debemos entender el verdadero significado de la palabra "Poder". Es loable que Pedro Sánchez reconozca el estado palestino en nombre de todos los españoles, pero no reconoce que España está prácticamente dividida debido a que la política es como una película con diferentes guiones para cada partido y sus seguidores, sin entrar en detalles.

Resulta que Pedro Sánchez ha hecho un pacto con Puigdemont con el fin de mantenerse en el poder político, ya que es algo que todos los líderes que se mueven en este ámbito buscan; sin embargo, en primer lugar está la cuestión del dinero. Cuando uno controla la Central Lechera, es mucho más sencillo distribuir los recursos según lo que más convenga o, más bien dicho, donde más interese.

Espero que la guerra en Palestina llegue a su fin, aunque mi opinión personal es que podrían pasar cientos de años, ya que el resentimiento de los familiares que han sobrevivido a las bombas y el hambre se transformará en venganza con el tiempo, como recientemente ocurrió en Rusia con los terroristas, donde todavía hay confusión sobre si fueron los islamistas o los ucranianos.

España está dividida en muchas facciones: política, religión, razas, xenofobia, ateísmo, ortodoxos, y así sucesivamente. Pedro Sánchez está hablando en Bilbao sobre Palestina, lo cual es encomiable para prestarles ayuda, pero España también necesita otro tipo de apoyo de manera urgente, porque literalmente la situación se nos ha ido de las manos.
No somos pesimistas, negativos ni amargados; somos realistas. Palabra de Yo. A Man.