');
Buscar
martes, 05 de marzo de 2024 00:47h.

Tiene que ser Duro, cumplir órdenes

Policías agricultores 09(1)
Policías agricultores 09(1)

Resulta que cuando trabajas de Policía antidisturbios, llegas a la comandancia y lees en la orden del día, tener la obligación de estar en la manifestación de los agricultores en Barcelona, obviamente es un marrón. Pero cuando un Policía antidisturbios para más inri es hijo de un agricultor que estuvo trabajando desde antes de salir el Sol del Sur para poder pagar infinitos gastos, está obligado a intentar mantener el orden y por obligación llevará un casco, una porra y el escudo anti pedradas, su cerebro estará confundido porque sentirá desde su corazón el sufrimiento de los agricultores y pedirá al destino o al gobierno una pronta solución.

Es muy fácil sentarse en una mesa para comerse una buena ensalada, un buen trozo de carne, un buen pescado, unas buenas papas y frutas...es muy fácil. Pero desgraciadamente detrás de todos estos productos alimenticios que dependen de la tierra, del mar y del aire, existe un mundo ignorado por millones de personas que actualmente no ven más allá de sus teléfonos móviles y ojalá comenzaran desde los colegios con los niños a educar y mentalizarnos para sentir que hay detrás de cada plato con comida, pero desgraciadamente siempre ganan los productos de comida basura y con el cuento de llevar un régimen alimenticio, mejor no entrar en detalles. Hasta el momento, gracias a Dios, todavía no es "muy grave" el problema, y escribo muy grave entre comillas, porque el problema de los agricultores, pescadores y ganadores hasta el momento "es grave".

Tiene que ser muy duro para un Policía antidisturbios tener la obligación de estar frente a personas que trabajan de Sol a Sol del Sur plantando miles de kilos de coles y que se las paguen a 0'12 € porque soy testigo de esto o miles de kilos de plátanos pagados a menos de 0'10 € y luego los vemos en los supermercados a más de dos euros.

Para ser un buen Ministro de Agricultura, Pesca y Ganadería, deberían trabajar aunque sean seis meses con ellos, para que sientan de verdad lo que es trabajar de verdad y seguro que tomarían excelentes decisiones, pero esta idea es un sueño más del montón de borregos que arreglan el mundo con el diálogo y tal y tal. ¡Que si Carmensa! Perdone las molestas y gracias por la atención prestada.