Buscar
miércoles, 06 de julio de 2022 00:03h.

Elecciones en Andalucía

Las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio se presentan como un gran test para confirmar las opciones de PP y VOX para asaltar la Moncloa. Todas las encuestas les dan una mayoría holgada, que deberían unirse para tener mayoría absoluta y formar gobierno. VOX ya ha anticipado que va a exigir entrar en el Gobierno, como hizo en Castilla León. Mientras, el PSOE mantiene resultados a duras penas, y se sigue hundiendo Podemos-IU. La ruptura Adelante Andalucía, de Anticapitalistas liderada por Teresa Rodríguez, tampoco logra mantener los diputados/as que tenía.

 

Una primera conclusión que se va concretando elección a elección: la política del Gobierno PSOE-IU/Podemos hunde especialmente a su ala izquierda, es decir, a IU/Podemos. Lógico es que quien más paga por la contradicción entre lo que prometieron y lo que hacen en el gobierno, sea quien más a la izquierda esté. Es un proceso que se va reiterando elección tras elección, con muy pocas excepciones, ahondando en la crisis de Podemos/IU. 

La segunda conclusión. Que esa política del Gobierno PSOE-IU/Podemos, que protege los intereses de los grandes capitales y la Monarquía, es la mejor garantía del crecimiento y la llegada al Gobierno de la derecha y la extrema derecha. No hay más que recordar la imagen que dio el Gobierno progresista con la represión en la huelga del metal de Cádiz en diciembre. Más pronto que tarde los y las trabajadoras se cansan de seguir votando a quien gobierna con la mentira (“derogación” de la reforma laboral y de la ley mordaza…) y contra la clase obrera y las clases populares. No es casual que, en el 2018, cuando el PP accedió por primera vez a gobernar la Junta, hubo una abstención récord del 42%.

La extrema derecha es quien más crece, porque con el apoyo y financiación de sectores de la gran burguesía y del aparato del estado, aparece desacomplejada y cómo la única oposición real, en una situación de desesperación de amplios sectores sociales. No es casual que las siete localidades con mayor pobreza y las cuatro con mayor paro estén en Andalucía y en todas ellas VOX ya quedó o primera o segunda fuerzas en anteriores elecciones. Así pues, el PSOE y su socio de izquierdas no son los diques de contención de la extrema derecha sino una garantía. Sin una fuerte oposición de izquierdas a un Gobierno de falsa izquierda, el camino de esa desesperación hacia VOX está garantizado.  

La refundación de IU/Podemos con el proyecto de Yolanda Díaz no escapa de la misma lógica que recorrió IU y Podemos: en lugar de ir decididamente a la izquierda para avanzar en un programa de ruptura claro con el capitalismo y la Monarquía, cada vez más se asimila al programa que el PSOE va abandonando. El último caso lo tenemos con la posición ante la OTAN, en la que Díaz ya ha anunciado que quiere cambiar la posición tradicionalmente contraria de la izquierda, aprovechando la cumbre de fines de junio. Esa voluntad de los dirigentes de la izquierda parlamentaria de querer siempre dar muestras de moderación y de tener “responsabilidad de estado”, hace que para amplios sectores, se asimile esa izquierda a ·”más de lo mismo” y el politiqueo institucional que rechazan. 

Se levantaron expectativas en la izquierda sobre la ruptura de Anticapitalistas, tras la entrada de Pablo Iglesias y Podemos en el Gobierno Sánchez. Anticapitalistas fue uno de los fundadores de Podemos y Andalucía siempre fue su referente político más importante, pues en esa comunidad llegó a dirigir Podemos con Teresa Rodríguez. Pero el tiempo pasa y no hay ningún indicio que Anticapitalistas, vaya a proponer algún tipo de frente de izquierdas a nivel estatal que permitiera avanzar en la confluencia de fuerzas de una izquierda con un perfil claramente anticapitalista, por la abolición de la monarquía y la defensa del derecho de autodeterminación. Por lo pronto en Andalucía, el mensaje fundamental de Adelante Andalucía, acentúa el andalucismo por oposición al centralismo, pero no hay un giro a la izquierda respecto al programa de otras elecciones en el marco de Podemos, sobre la necesaria ruptura con el capitalismo y la monarquía.  

8 de junio de 2022

Lucha Internacionalista