Buscar
14:36h. lunes, 27 de septiembre de 2021

Noistas contra Tenerife

Estamos en pleno agosto, mes de vacaciones por excelencia, la vida continua, quizás con otra velocidad, pero siempre latente la realidad que nos circunda, más bien, que nos preocupa, por la que luchamos continuamente, con intención positiva para mejorarla. Tropezamos con tanto por empezar, cambiar, modernizar, ejecutar y acabar, que no hay tregua posible. Hay que seguir luchando, sin descanso, con brío, porque tenemos que salir adelante, a base de esfuerzo, trabajo, perseverancia. Aportando lo que sea preciso en cada momento, cooperando allí donde sea necesario, contribuyendo al crecimiento económico y desarrollo social de Canarias, colaborando con aquellas instituciones públicas o privadas, que hagan posible los sueños tan deseados y poniendo las ganas o apoyos imprescindibles, porque todos somos necesarios. 

Cuando de lo que se trata es ser proactivos, para beneficio del conjunto, seguimos escuchando declaraciones, que no sorprenden, porque parece que están bien remarcadas en el libro de estilo de la autodenominada progresía o pensamiento único, pero que, cuando menos, vuelven a poner en la palestra, actitudes negacionistas, noistas y paralizantes, que perjudican directa e indudablemente a Tenerife.

Se ha anunciado por el Gobierno de Canarias, la redacción del proyecto para culminar la Vía de Ronda en la Ciudad de los Adelantados, por medio de un túnel que atravesará la Mesa Mota para unir La Laguna con Tegueste.  Inmediatamente, ha salido el líder morado de la zona, declarando que, habría que estudiar el proyecto y nosotros añadiríamos que hacerlo en profundidad y lo mejor posible. Pero a continuación sacó su frase lapidaria, que no es original, sino que viene en todos los manuales del noismo académico o activista: “nosotros tenemos claro que la mejor vía es la que no se hace”. Hacerse el gracioso y ocurrente con estos temas, está fuera de lugar, porque, estamos en el dilema de vertebrar Tenerife, que significa unificarla territorialmente, acabando las obras de carreteras oportunas, para posibilitar contar con una red viaria suficiente, eficiente y segura, porque nuestra isla lo necesita, lo merece, lo quiere y lo demanda la ciudadanía, cansada de las colas los atascos y de los noistas.  

Por cierto y no es un tema menor, lo que aspiramos a contar aquí, se ha conseguido en la isla de enfrente, que casualidad, con el apoyo total, además de entusiasta, de sus compañeros ideológicos morados, que allá apoyan absolutamente todo, con un si mayestático. No sólo túneles, sino viaductos, carreteras, tren, aeropuerto, puertos, central hidroeléctrica, gas natural y si seguimos no acabamos. Después, a estos noistas endémicos y redomados, se les llena la boca de unidad regional, cuando son los principales artífices del desequilibrio existente en Canarias, principalmente entre las dos islas capitalinas, porque, frenando todo en Tenerife, se paraliza nuestra economía, obstaculizando una actividad económica fluida, impidiendo la creación de empleo, agotando el bienestar social, propiciando pobreza generalizada, que a lo mejor es lo que buscan adrede, ya que después de tanto tiempo insistiendo, lo único que han sacado adelante es escachar a Tenerife. En cambio, respaldado cualquier iniciativa de infraestructura en Gran Canaria, como sí lo hacen una y otra vez, se la revitaliza enormemente, propiciando artificialmente una capitalidad económica en Canarias, creada, interesadamente, con apoyos y motivos estrictamente ideológicos o políticos. 

La quinta columna en Tenerife, sabemos perfectamente quien la compone, liderándola los noistas profesionales, conformados por empleados públicos en activo, en excedencia o jubilados. También la completan políticos y representantes económicos o sociales, que de todo hay. Al principio y al final, lo que buscan es derribar a Tenerife. Lo van a tener muy difícil, porque tenemos dignidad y mucha fortaleza.

 

Oscar Izquierdo

Presidente de FEPECO