Buscar
miércoles, 05 de octubre de 2022 00:09h.

¿Para cobrar? El chanchullo comienza en “el Pajar”, y Chira/Soria se olvidará y olvidará…

Y es que “si del dicho al hecho hay un gran trecho”, no menos cierto pues que “el pan comido y la compañía desecha”. Se nos antoja un barranco por trecho...  por pan los dineros y por compañía, intuyo la soberanía energética.

A estas alturas de los distintos bandazos de las presas de las cumbres de Gran Canaria, destinadas a retener el agua de las lluvias, el gobierno de Canarias y ante todo y sobre todo el Cabildo de Gran Canaria y sus “propagandas” a costa de los bolsillos de los ciudadanos, junto a las eléctricas: de Unelco-Endesa (en 2011) como única empresa que se presentó a concurso, a instancias del cabildo, le pasó “su proyecto”  a REE – Red Eléctrica de España, dejando entrever que algo no cuadra y se aleja de un fin alternativo. No ha sido fácil documentar este acontecimiento. 

 

Un proyecto inicial que era para la “generación de energía hidráulica”, y a raíz de la -ley 17/2013, de 29 de octubre, para la garantía de suministro e incremento de la competencia de los sistemas eléctricos insulares y experimentales- siendo José Manuel Soria, Ministro de Industria (antes presidente del Partido Popular en Canarias, antes Alcalde de Las Palmas de GC, antes presidente del Cabildo de Gran Canaria… antes)  y sin un concursal pasó a otro gran “megaproyecto” por concesión, para ahora crear un gran almacenamiento en forma de una gran pila concentrada en un embalse, negociaciones que terminaron en 2015. Lo “curioso” es que fueron validos los requisitos que eran en un principio para generar energía, con los “mismos papeles” que pasó a un almacenamiento (en pila hidráulica) a transportador/distribuidor, eso sí, sin agua en el barranco y sí desalando en la costa del pajar para subirla a unas presas a 30 Kms. a una más alta: Chira; y luego por un “salto” de 300 metros caen a otra: la de Soria, y en ese vaivén, es donde generar energía. Y es en 2016 cuando el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, introduce ese cupo eólico de 436 megavatios, dando cancha de entrada a Gas Natural, Iberdrola o Gamesa, en un territorio hasta ahora exclusivo de UNELCO, luego ENDESA. Se sobrelleva entender una clara planificación del mercado. Aún así, todo este mega destructor proyecto es carísimo, se nutre de combustibles fósiles y en realidad sólo permite un pequeño porcentaje “carísimo” de penetración de renovables, cuando otras alternativas que nos hablan de sustituir las obsoletas centrales actuales, distribuir, potenciar el hidrógeno; reportan en sí mucha más capacidad de penetración.

Qué cosas; desalando en planta desaladora -5.000 metros cúbico diarios- 3 años antes de poder iniciar la viabilidad/operatividad (no aún su funcionamiento como tal) calculando con ello que estén aceptablemente llenas. Desaladora que hay que construir, que verterá salmueras a un mar protegido, subirán a las presas cumbreras (a más de 900 metros de altura)  aguas del mar procedentes, por un barranco “en tuberías” sólo una parte bajo tierra, previo unos tres años de aguas tratar para poder llenar un poco las presas, al menos 10 años, al menos, de destrucción de montañas y montañones protegidos, con explosiones a diario por años, construcción de carreteras en zonas y parajes de especial conservación, grandes cavernas ENORMES – en su cavidad cabe una catedral en ancho y altura para poner generadores, torres de gran altura/anchura  para cables y energía no vistas en Canarias por su enorme potencial… aves, reptiles, mamíferos y seres humanos ¿Dónde irán?

El coste con seguridad superará lo previsto al iniciar.  Además 10 años es lo probable, todos sabemos que se alargará más… ¿por donde irán los avances sobre el 2037/40?: recordemos las cabinas telefónicas.

Costa con desaladora, ya el mar se chamuscará, pues ya hecha: es algo que podremos utilizar: más o menos nos dirán, es decir, con rimas nos colaran que, ya hecha, tiene su utilidad. Consumada. 

Tal locura, con tales gastos, con tales costes, dinerarios y material: parte al inicio con 426 millones, pero de seguro los 1.200 y más superará en final,  y como suele ser ya lo habitual por territorios insulares, “se frenará” por ser un despropósito, ya sea por tribunales nacionales o europeos, y en última instancia por los que sustituyan “en eso que llaman poder político” a los actuales iluminados (que van entre pactos Psoe, Podemos y Nueva Canarias a la cabeza). Seguro se frenará, y como “tantos otros mamotretos iniciados y parados” de intereses calculados, se tendrá que indemnizar, pagar lo pactado y, como es lo habitual “el lucro de lo cesado y cesante” que ahí no es nada, y no es “moco de pavo”. Se tiene que pagar lo contratado, no se olviden. Y el barranco de Arguineguín destrozado. Total, ahora mejor será urbanizarlo: de seguro nos dirán. Lo tienen endulzado. 

Ya no sólo quedará en nada el mermado presupuesto en propagandas y sacados de ajustar otros necesitados.

De Europa y del propio Estado subvencionado, como si esos dineros aparecieran por arte de magia, y no del bolsillo de todos los españoles y de todos los europeos: y que, por esas artes del capitalismo, y su tesoro, que es nada más y nada menos “la energía”: que es lo que mueve la vida. Pues su producción y transporte-generando a las eléctricas beneficios muy superiores a los 5.000 millones- quedan entregados por 75 años (este si que es un cante jondo, en 75 años ¿piensa alguien que seguiremos en este camino?) – nos será cobrado en los recibos de consumo de todos y cada uno. “Nada es gratis en esta viña”. De esta manera quedamos hipotecados, dineros gastados; que deberemos pagar, condenándonos a seguir en retraso histórico, cuando el mundo irá por otros caminos como la evolución marca, y todo quedará a modo antiguo “atado y bien atado”. 

Al final, ese megaproyecto sin viabilidad aparente, quedará en nada de lo vendido y publicitado. Un mamotreto más, ventajas que hemos ido dejando pasar… empecinados en algo que no ha sido del todo clarificado, ni debatido, ni estudiado. Con el rigor y el coraje que algo de suma importancia como es la fuerza de la vida en la energía.

Muy posiblemente, quedará entonces justificado el cambio de monocultivo como en sus sucesivos temporeros desde el azúcar, la cochinilla, tomate/plátano y por último el turismo… pasaremos al monocultivo de la industria extractiva de minerales y otros de nuestras montañas, suelo, subsuelo y mares. Tanto en Canarias, lugar que nos ocupa, al igual que en toda España. No se tuvo reparo en la desindustrialización llamado “reconversión”, donde restaron de manera brutal el valor añadido, y todo para adquirir HIPOTECAS con una Europa, que desde los inicios sus mercaderes contaban con el trazado proyecto de especular debilitando entornos, sacrificando a los “PIGS”(países de la eurozona con grandes deudas: …deudas implementadas y nada azarosas) y al final, el centralismo en un centro de poder como Alemania, quedará en un gran “nuevo imperio” con los aliados de siempre en Francia e Inglaterra, tal y como han programado sus centros financieros. Es su particular proyecto para sobrevivir. Con la tutela de los EEUU en la américa del norte. 

Luego, como tantas cosas en estas Islas Canarias se olvidará, será pasado, y a lo hecho pecho. En esto también los centros de poder han construido capas de especuladores en clave nacionalismos en toda España. Nosotros contamos ya con nuestra propia “Camorra”: la Aguañak.

Sé que las viejas presas de Chira/Soria-Las niñas, que fueron creadas para otros menesteres y no para mega/infraestructuras con sus grandes peligros. No sabemos si las convertirán en “un parque temático” o “para un museo de los horrores en gastos y arrasado de terrenos”, aunque les da igual, en realidad. El hecho estará consumado.

 

El turismo ya será pasado, y pasado que se olvidará. Salvo que inventemos el turismo a zonas minerales y extractivas… o tengamos otro terrible volcán y seamos capaces (¿quién crea la incapacidad?) de generar fuentes de energías.  

Por ahora no hay donde emigrar masivamente.  

Y como añadido: suele ser habitual el amago (el engaño), que centra la defensa en un imposible, mientras tanto, no se fijan en trenes transiberianos a colocar en Canarias o en más y más puertos deportivos. Eso sí, ni siquiera un inventario de lugares de vertidos. 

Majo y limpio. 

Ramón Franciscos González Hernández – GANA/VERDES- miembro de AIREs- Alianza de la Izquierda Republicana de España – La Izquierda. https://www.aire-laizquierda.es/

https://santaluciadetirajanagana.blogspot.com/