Buscar
domingo, 14 de julio de 2024 09:41h.

Aznar celebra 25 años de su victoria electoral sin reconocer errores

En mis largos años de profesión, no me ha dado por ahondar en mis escritos sobre la corrupción política que desde (ni me acuerdo) vive como una nube encima de la sociedad española. He pensado siempre que si te pones a hurgar siempre llegaría al mismo denominador común y este recae en un gran "charco" de políticos afines a estos atropellos, gente que les va la carnaza y acentúan la hipocresía, siendo esa la mejor entidad para conocer a estos "honrados ciudadanos", que desde que los doctos democráticos inventaron en la Transición la Libertad (según ellos), muchos de estos patriotas le cobraron al resto de españoles este bienestar social que según ellos inventaron, y así de esa guisa entraron a saco con la consecución de prebendas, sobre sueldos, comisiones, cierra bocas, y todas esas miles de lindezas que arrastra la corrupción de la que tantos maestros y delincuentes de esta calaña tiene España, en donde muchos perdona ciudadanos viven y albergan en los establecimientos penitenciarios. 

Pero vemos que siguen insistiendo, amenazan los más desalmados en tirar de la manta (requisito barriobajero de gente patibularia). Enfocan solo al PP, cuando el patio está lleno de escombros. Por mucho que se quiera siempre "nos quedará París" como decía la película. No sirve que cambien de sede, la política de cercanías al Partido sigue intacta. Hay quien especula que habrá que hacer de nuevo surcos con buenas savias, y las que están caducas se extirpan y se les manda al "motorista" y fuera del Partido, ya que se vislumbran nuevos tiempos y estos traen nuevas miras en política.

Hay un Presidente que está bien catalogado por la ciudadanía que ve en él una recuperación más que seria del Centro -Derecha. Casado le debe de resultar tabú el oír cantos de sirena que en este caso son jurásicas, no sirven, van de sobrados, prepotentes y blasonan de ser el "maná" del Partido. Todo es historia y mucha leyenda que ha peinado muchos aciertos, pero también ha puesto en algunas ocasiones Aznar a España al pie de los caballos. Franco hizo grandes fastos cuando celebró sus 25 años de Paz, y Aznar por no ser menos también emulando celebra sus 25 años (que en verdad no veo motivos para celebrar su 25 años de su victoria electoral).