');
Buscar
lunes, 26 de febrero de 2024 00:56h.

Analistas políticos opinan que estamos en una situación de "alto riesgo"

Hay que ir con pasos cortos, no trotando con ese afán de ser yo solo, y al lado mío no quiero a nadie. Todos sabemos que las "fantasmadas" en política se pagan muy caras, y a veces hasta pasa que por mucho que se intente otra vez de enmendar la situación, ya no sirve en esta ocasión que se precipitaron las cosas que después de ganar, parece que se vaya de pedigüeño.

Feijóo ha demostrado ser un orador pulcro, educado, respetuoso, demócrata, inexpresivo, sin ira, con un alto grado de sapiencia, ha llegado al atril del Hemiciclo, no batallador, ante algunos arribistas que llegaban al atril solo a desmerecer y a hacer leña de un árbol que ya se sabía que estaba caído después de haber ganado las Elecciones.

Feijóo dio un buen baño como orador y como político a un gran número de sátrapas oportunistas que querían hacer el agosto ante el "amo", todo por la mudez estudiada que tenía el "payo". Así que si faltaba algún recorte, Feijóo trato de hacerse entender con ese sosiego que da la política bien llevada, aunque la derecha ganó las Elecciones, tragó lo que no está escrito, Feijóo dio otro "do de pecho" en la Isla de la Toja, en donde estuvo a una altura política a la cual España hacía ya mucho tiempo que no tenía un político de esta talla. Tuvo Feijóo una gran elocuencia ante lo más granado de la política nacional e internacional que se desarrolló en este V Foro de la Toja.

Es ahora cuando habrá que volver sobre los pasos y ver a los responsables que han ondeado una bandera de gobierno que no se había conseguido, los señores González Pons, Bendodo, Tellado, Semper no han estado a la altura de las circunstancias, eso trae que ya su etapa ha salido fallida, ni con los cargos que puedan tener en la oposición van a dar resultado si Sánchez sale investido y usted señor Feijóo sale de jefe de la oposición. No hicieron nada por recuperar esos votos de C,s rechazando el ofrecimiento de la señora Villacis, se metieron a fondo en Valencia y Extremadura con esos pactos públicos que hicieron con Vox antes de que acabaran las Elecciones del 23 J, luego estuvo ese error garrafal y de cálculo cuando a bombo y platillo altos cargos del PP sacudían al viento diciendo que el voto útil de la derecha debería de ser para el PP, y la última metedura de "gamba" fue el no querer ir al debate con Sánchez, Díaz y Vox, quedando el PP en minoría y dejando a los socios hablar y dirigir el debate conforme les vino en gana.

Sé que Núñez Feijóo de esta debacle ha sacado buena enseñanza y tendrá que buscar nuevos colaboradores con experiencia y con mejor conocimiento de la situación política que estamos teniendo en España. A todo esto, esperando que se repitan las Elecciones y con la investidura pueda el PP gobernar en España, eso sería una posibilidad después del plante a Sánchez si no consigue este los apoyos de los delincuentes Puigdemont y Junqueras.