');
Buscar
martes, 23 de abril de 2024 00:00h.

¡¡Aquí no dimite ni el "Tato"!!

En este País social y políticamente, las cosas se han extrapolado, parece que estamos solos en este mapa político europeo, igual es que somos únicos en saber interpretar las cosas, y si no nos gustan, hacemos un trastocamiento al revés y punto, hasta que salga bien, se perjudique el que sea, todo sea por la causa del capricho y nulidad de un Gobierno que no sabe o no quiere entender las Leyes y la política que conlleva la vida que pide tener el ciudadano.

Ese poder tan generalizado con olor a "bota" de que "aquí mando yo", en España siempre ha sido una práctica que algunos han copiado de ese pasado claviforme que hemos tenido y ahora alguien le gusta la pose y la estudia Sánchez en su percepción de la política cesa y nombra héroes a su entero capricho.

El círculo sanchista, no sabe lo que es dimitir, es algo que estamos viendo desde el año 2018, por ese banco azul han pasado una "jartá" de cubre nóminas y de imperfectos voceros del sistema que querían que se asemejara al socialismo tan particular que en moda ha puesto Sánchez, que asombra y tira para atrás por la nulidad que ha demostrado tener, y "nadie a dimitido"

El mayor retoque de campanas llamando al "arrebato" se lo está llevando Marlaska, el que debe de hacer un buen trabajo en el Ministerio del Interior, y no lo hace, el que aguanto alabanzas por su "jefe" e insultos degradantes por la mayoría de la población. Marlaska el más fiel y sumiso del Partido (o lo que sea), es casi normal que sus muchos errores (muchos) hayan pasado a ser casos y actos no resueltos.

Lo ocurrido en Barbate ya es la gota que rebosa el vaso del poco caso que se le hace a un problema grandioso como es ese cartel de la droga, que está anclado en esa zona, ya que los servidores del Orden Público tienen que ser ellos los que estén bajo de estos delincuentes y encima mueren en el intento, a todo esto sin material para defender el territorio y a ellos mismo, un desastre que parece que haya pasado en otro planeta, no se le da la importancia que debiera, el Estado ya se tiene que percatarse que por una dejadez como esta que hace mucho tiempo, ya que se tiene, está dejando servidores de la Ley muertos y no se ve que se haga nada al respecto

Pero las voces no son disonantes, Marlaska por salud de la democracia, por salud de España, por la dignidad y respeto que debe de tener al ciudadano debe de dimitir sin más preámbulos ni excusas inútiles que en nada de bien le hacen a un Gobierno que va de progresista, y posiblemente a la idea que tiene el ver que su forma de hacer en su Ministerio es totalmente nula y como, vemos crea problemas.

Las necesidades e intereses de los españoles, están en desuso para nuestros gobernantes, que solo se dedican a montar bulos, mentiras, historias para valorar más el desprecio a la oposición. Se intercambian nombres entre diferentes elementos que ejercen de traidores de esta política rampante y destructiva que tenemos ahora mismo en España.

Lo de Barbate, el pueblo lo tendrá siempre en su recuerdo, en el ambiente político se olvidará rápido, su tiempo le dedicarán a escombros como Puigdemont, Junqueras y Otegi que de la dimisión que se pide a gritos de Marlaska.