Buscar
12:24h. martes, 07 de diciembre de 2021

Argel garantiza a España el gas

El Gobierno español tendrá que ir con sumo cuidado con nuestros amados y beneficiados vecinos marroquíes. Ya enseñaron los colmillos cuando se enroscaron con el tema de Brahim Gali, por haberle dado España cobijo aunque este dirigente del Polisario vino por extrema gravedad de salud. Ahora están de nuevo enfrascados después de haber ocasionado la muerte de tres civiles argelinos que conducían camiones en una ruta del Sahara Occidental y que Argel da por hecho que ha sido una ataque marroquí, aunque estos dicen que creían que era un convoy del Frente Polisario. De cualquier forma, se han roto las relaciones diplomáticas entre estos dos Países, y se especula que puede haber un enfrentamiento militar entre estos dos pueblos

Meterse en estos berenjenales es como pisar un lodazal, cada paso que des te hundes más. Desde siempre hemos visto y oído que el árabe y el judío han hecho pocas migas, incluso están todavía en guerra con el tema de Palestina que no cesa. Pero sin embargo para la administración alauita marroquí si les compra armas sofisticadas a los judíos. Argel sin dar más cancha a nadie, el pasado domingo cerró el gasoducto que pasa por territorio marroquí y que de paso perjudica el aprovisionamiento energético a España y otros Países de Europa.

Sin embargo aunque Argel le manifiesta a España que no tenga preocupación, que el gas que viene por Almería y le llegará sin problemas. El problema ya lo están teniendo infinidad de empresas en lo concerniente al aprovisionamiento de material de primer nivel así como de repuestos y material de construcción en donde en estos momentos empiezan a tener problemas estos abastecimientos.

Que Argel y Marruecos puedan entrar en guerra es para España una catástrofe comercial de primer nivel, estos dos Países tienen con España relaciones comerciales y energéticas, y sin lugar a dudas y haciéndole la "ola" a Francia que también estaría involucrada comercialmente, estaríamos a merced de los acontecimientos de lo que pasará en el "Magreb". Ya rápidamente (para esto si valemos, si nos buscan la política de exteriores de la UE,) ya se busca la diplomacia de otros países y se mira para que Madrid y París intervengan entre Argel y Rabat, ya que nadie de la Unión acepta de ningún grado que pueda originarse una contienda a los pies de la Unión Europea.

En estos momentos en España nos embarga el que no estamos del todo seguros con estos movimientos extraños sobre la energía que ya en España la estamos pagando y muy cara, puede empeorar según en la situación que nos dejen, el desestabilizar el Norte de África no es de recibo para nadie y más hoy cómo vive el mundo en donde la energía es la propia vida.