Buscar
15:05h. lunes, 27 de septiembre de 2021

El disfraz del lobo talibán

Sin duda ese sugestivo pastel que ofrece ese país llamado Afganistán a todos los países samaritanos que quieran ayudar a poner orden, y para que la fiebre del talibán sea un leve constipado, radica todo esto en hacerles partícipes a los que esperan en zarpazo de la riqueza de Kabul en su subsuelo que está rozando los tres billones de dólares contando también sus combustibles, aparte de tener uno de los primeros mercados del mundo del Opio, ya que el 80% del mercado mundial sale de las cosechas de Afganistán.

Hoy este país sigue siendo uno de los más pobres del Mundo. Para rehacer Afganistán y ponerlo en una circulación normal sin enfrentamientos civiles, su portavoz internacional del talibán Suhai Shahim, participa él con su pueblo para tener una apertura con este periodo que empieza ahora con esta posguerra de Afganistán, pero que no podrá hacerse a no ser que se reciba ayuda inmediata para la salud y para infraestructuras así como para otros sectores de la población afgana.

A cambio, sigue diciendo el portavoz, "el talibán ofrece los recursos naturales de este país para su explotación. Invita en general a todos esos países que ayuden en este periodo extremo que están pasando". Como vemos el caramelo es sugestivo para los buitres que siempre están al acecho. Todos son conscientes de que hay poco tiempo para crear una Constitución, y se apela a la buena voluntad y a la rapidez de organizar un Gobierno sin fanáticos y con la marca occidental para el mejor comportamiento del talibán, ya que no es posible organizar unas elecciones y poder tener un Gobierno inclusivo.

Para Rusia y China, Afganistán ya no es ningún problema, ellos han aceptado ese nuevo régimen del Talibán, y sin duda alguna van a ser ellos los que decidan sobre las riquezas geológicas que tiene ese país. Pero la población civil sigue en plena vigencia la "Espada de Damocles" la "Sharia" o ley islámica, esto es para todos y más para la prensa denominada libre que sin parangón serán y son los más perseguidos por esos fanáticos del medievo podridos de riquezas naturales, que fueron capaces de dinamitar en el 2001 sus dos Budas, y ahora van de plañideras disfrazados de corderos diciendo "que ahora, esta vez será diferente". ¿Les van a cambiar por un tejido más fresquito los "Burkas" a sus esclavizadas mujeres, es esa la diferencia?

Se han comportado siempre como lo que son: unos asesinos con la marca del verdugo feudal. No creo que nadie se crea nada de lo que dicen estos dementes, y si se debería de estar más atentos con ese futuro inmediato que siempre tienen estos terroristas talibanes-yihadistas contra Occidente.