');
Buscar
lunes, 26 de febrero de 2024 00:56h.

A dónde nos llevará esta guerra Árabe Judía

Han entrado en estado de éxtasis los desaforados jóvenes islamistas que están apoyando al grupo terrorista "Hamás" para hacer posible y destruir a su gran enemigo Israel. Palestina e Israel, dos pueblos milenarios que siguen con el viejo proverbio de la Ley del Talión. Pero en este caso parece que la causa ideológica, religiosa o política no han sido el matiz que haya ocasionado este estallido.

El movimiento salafista Hamás se enfrascó en una limpieza contra, israelitas inocentes, haciendo gala de su bien organizado terrorismo que es el que promueven estos salafistas. Pero así llevan sin ponerse de acuerdo entre ellos siglos, pero hace algo más de 60 años y desde la ocupación del terreno que dio a Israel a dedo la ONU, Ben Gurión asentó un nuevo país al que llamaron Israel, territorio que supuestamente era de Palestina y eso complicó más el odio ancestral que se tenían, pero eso es otra historia, que aunque el odio pueda venir de todo esto, lo que ahora se está viendo son asesinatos, violaciones, mutilaciones, se vulneran todas las leyes se masacran niños, se burlan de todas las leyes humanitarias y las leyes de la guerra.

Estos pueblos se han enfrentado en la historia mil veces, pero no en unos actos terroristas como los que ha organizado Hamás contra el pueblo judío, has sido una verdadera masacre las que han hecho las brigadas de Ezzedin al Qassam que impactaron en más de 27 puntos judíos, cogiendo desprevenidos a un País que tiene y presume de tener el servicio de inteligencia, espionaje y seguridad mejores del mundo, pues los cazaron fueron barridos cuando estaban en un pleno festival de música, se encontraron literalmente eliminados con balas y los que quedaron supervivientes fueron secuestrados ignorando su suerte, y aquellos que intentaron huir, se encontraron con las brigadas terroristas de Hamás, todo esto fue acompañado por una lluvia de cientos de misiles que entraron en territorio israelí destruyéndolo todo reduciéndolo a escombros.

Nadie del servicio del Gobierno de extrema derecha de Netanyahu había previsto esta potencia de ataque, y más que viniera de Hamás, ahora el grito Judío es unánime "Venganza Aintiqam".

Así que ahora entraremos de lleno en una Vendetta virulenta, Israel va a seguir manteniendo un cerco a Gaza que está sitiada por los judíos y estos a los palestinos los tienen sin agua, luz, sanidad y suministros primordiales para una población de 2 millones de habitantes en donde casi un 40% son niños.

Esto ya creemos que se considera bastante venganza de la cual no aflojan los judíos. Le han endurecido las condiciones de vida a los palestinos, bajo la idea de que el pueblo judío tiene derecho a estar en todas las tierras de Israel, frase que dijo Netanyahu en sus extremas peroratas. Todo esto puede traer un gran conflicto que se puede alargar a otras latitudes con perjuicio global e imprevisible.

Nadie mantiene un "Status Quo" para garantizar la dignidad a los palestinos ni la seguridad a los israelitas.